Hermosillo requiere de 375 camiones urbanos actualmente, pero sólo operan 283, reveló Carlos Morales Buelna, director de Transporte del Estado.

 

 

 

 

De las unidades que circulaban, según el primer diagnóstico revelado ayer, el 40% tenía desconectado el GPS para la aplicación UNE que es el plástico que se utiliza como credencial y tiene como objetivo sustituir el uso de efectivo.

El funcionario estatal resaltó que en un tiempo estimado de tres a cuatro meses se espera que el servicio se regularice, sin detallar el presupuesto que se requiere.

Los objetivos son que con una reestructuración de las rutas y el apoyo de 40 unidades de servicio especializado y cerca de 300 taxis de apoyo, se incremente del 70 al 93% de la cobertura del servicio en la ciudad.

“Se busca optimizar las rutas, distribuir adecuadamente los camiones que tenemos y buscar que los tiempos disminuyan, atención de puntos conflictivos en horario de alta demanda”, agregó.

Se espera que los tiempos de espera se disminuyan en un 50% y se incrementen las unidades en circulación en horarios complicados.

Resaltó que las rutas que presentan más deficiencias, son las líneas: 4,17,18 y 14, pues los tiempos de espera superan al doble al estimado.

SOURCE: El Imparcial

Leave a Reply

Your email address will not be published.