CIUDAD DE MÉXICO, 11 Jun. 19 / 05:28 pm (ACI Prensa).- En medio de la polémica por los “uniformes neutros” en Ciudad de México, el Secretario de Educación Pública del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Esteban Moctezuma, aseguró que la nueva norma solo permitirá que las niñas usen pantalones en las escuelas capitalinas.

 

 

 

 

 

 

 

El 3 de junio, en un anuncio conjunto, Moctezuma y la jefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunciaron la implementación de “uniformes neutros” en las escuelas de la capital. Según se lee aún en el informe de prensa del sitio web del Gobierno de Ciudad de México, con la nueva disposición “niñas y los niños elegirán libremente si desean usar pantalón o falda para asistir a clases”.

En esa ocasión, Moctezuma expresó su confianza en que después de Ciudad de México “muchos gobiernos estatales seguirán la norma de la igualdad de derechos”.

La medida despertó diversas críticas y el 4 de junio el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se distanció de la idea, advirtiendo que “son temas muy polémicos”.

El 6 de junio, según recoge la agencia oficial mexicana Notimex, Moctezuma dijo que “en ningún momento señalamos, ni mi persona ni el documento, nada que fuera dirigido a los niños. La propuesta va dirigida a las niñas”.

Según el secretario de Educación Pública de López Obrador, la nueva normativa servirá solo para que las niñas puedan usar pantalones, porque “nos han dicho que obligarlas a usar falda las pone en peligro, que obligarlas a usar falda es muy incómodo porque no pueden moverse con libertad y que en invierno tienen frío”.

“Lo único que hicimos fue decir: el uniforme va a constar también de pantalón para las niñas. Eso es lo que se apoyó”, dijo.

Leonardo García, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), expresó a ACI Prensa su reconocimiento por “la sensatez del secretario Esteban Moctezuma para dar marcha atrás a eso que en su momento declaramos como un sinsentido, un despropósito”.

Sin embargo, manifestó su preocupación por diversas publicaciones periodísticas que indicaron que un grupo de estudiantes se presentó a una escuela secundaria de Ciudad de México vistiendo faldas. Un caso similar, dijo, tuvo lugar en una preparatoria de la capital mexicana.

“Entiendo que en ambos grupos se trata de un esfuerzo de la comunidad LGBT (NdR.: lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) para tratar de volver normal, natural, consuetudinario, algo que no debe ser. No tiene nada que ver ni con la naturaleza, ni con la ciencia ni con la biología”.

García aseguró que los padres de familia de México “vamos a estar vigilantes en todas las escuelas del país, porque parece ser que hay algunos interesados en volver de facto lo que por la vía jurídico, legal, administrativa han rectificado”.

El presidente de la UNPF reiteró además que en México hay otras prioridades para el sector educativo, y recordó que en el país “hay escuelas que necesitan piso firme”, pues “no tienen ladrillo, no tienen concreto, no tienen un material distinto a la tierra con la que inicialmente se hizo o, peor aún, con la tierra que ahí estaba y que simplemente le pusieron un techo y paredes. Tenemos escuelas de esas”.

Incluso en Ciudad de México, señaló, “hay escuelas que no están rehabilitadas desde septiembre de 2017”, cuando un terremoto afectó seriamente la región central del país.

Hay cosas, continuó, “más urgentes, más graves que resolver. Tanto en lo físico y material como en lo académico y de calidad”.

Por su parte, Marcial Padilla, director de la plataforma mexicana ConParticipación, dijo a ACI Prensa que “vemos como algo positivo que esa disposición se haya modificado”.

Sin embargo, indicó, “aún falta el compromiso de permitir que seamos los padres de familia y no el Gobierno los que tomen esas decisiones”.

“Al Gobierno no le toca tomar decisiones en vez de a los padres de familia. Queremos que la Secretaría de Educación Pública respete el derecho preferente de los padres a elegir la educación de nuestros hijos”, expresó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.