Washington. Un alto asesor económico del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró el lunes esperanzado sobre el resultado del diálogo con México, tras la amenaza del mandatario de imponer aranceles a las importaciones mexicanas si el vecino del sur no frena el flujo migratorio.

“Las conversaciones tienen el potencial de ser extremadamente fructíferas”, dijo a periodistas Kevin Hassett, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

Dijo que Trump “100% no está” fanfarroneando con su amenaza de imponer aranceles del 5% a todos los productos mexicanos a partir del próximo lunes si México no frena la oleada migratoria, principalmente de centroamericanos que llegan a la frontera sur de Estados Unidos.

Una delegación mexicana encabezada por el canciller, Marcelo Ebrard, se encuentra esta semana en Washington para dialogar sobre cómo reducir el número de migrantes y evitar los aranceles.

Trump dijo que si no está satisfecho con lo que se haga, los primeros aranceles entrarán en vigencia el 10 de junio y luego aumentarán cinco puntos porcentuales mensualmente hasta el 25% a partir del 1 de octubre en todos los bienes provenientes de México.

Hassett, quien tiene previsto dejar su cargo en la Casa Blanca a fines de junio, negó que la disputa afecte la economía de Estados Unidos o que dañe el T-MEC, el renegociado acuerdo de libre comercio de América del Norte que reemplazará al TLCAN, actualmente en proceso de ratificación en los Congresos de Estados Unidos, México y Canadá.

“Los aranceles sobre México son un gran asunto para la economía mexicana y un asunto pequeño para la economía estadounidense”, dijo Hassett, rechazando las críticas de legisladores de que el presidente está siendo imprudente con esta amenaza.

Hassett también dijo que ve poco riesgo de que la economía de Estados Unidos deje de tener el sólido desempeño que ha mostrado hasta ahora bajo Trump.

El asesor del mandatario predijo buenas cifras de empleo esta semana, subrayando que cuando el empleo y el crecimiento se mantienen fuertes, persiste el consumo.

Teniendo en cuenta estos datos, “la probabilidad de recesión es de alrededor cero”, dijo.

Con respecto a la disputa comercial con China, aparentemente creciente, Hassett no descartó una resolución en la cumbre del G20 en Japón a fines de este mes, cuando se espera que Trump se reúna con su homólogo chino, Xi Jinping.

“El presidente es un gran negociador”, dijo Hassett.

Leave a Reply

Your email address will not be published.