Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), planteó la urgencia de una política de largo plazo para resarcir el poder adquisitivo de los salarios.

“La falta de una política salarial de largo plazo, en lo que ha derivado es que hoy estamos en los niveles más bajos de remuneración, sólo por encima de Venezuela y Nicaragua”, dijo.

En su exposición, al participar en el foro “La Patria que Queremos”, mencionó tres retos: mejorar la economía, fortalecer el Estado de derecho y mejorar la gestión gubernamental.

Para mejorar la economía planteó consolidar el modelo de zonas económicas especiales, a fin de cerrar brechas de desarrollo entre regiones; una política educativa para la excelencia, la innovación y la productividad, y elevar el bienestar social.

Señaló que, de acuerdo con un estudio denominado DataCoparmex, los indicadores económicos ubican al empleo formal en apenas 43.4 por ciento, en donde destaca Nuevo León con un 64.4 por ciento.

Sin embargo, de los empleos formales de la entidad sólo 65.3 por ciento paga salarios por encima de la línea de bienestar, cuando a nivel nacional el promedio es superior, 69.7 por ciento, y en entidades como Nayarit alcanza un 85 por ciento.

De Hoyos estimó que el segundo reto será fortalecer el Estado de derecho, lo que implica mayor seguridad.

Indicó que a nivel nacional, 50.8 por ciento de los empresarios ha sido víctima de la delincuencia, mientras Nuevo León tiene el lugar 12, con 48.7 por ciento.

Fortalecer el Estado de derecho, dijo, implicará una persecución efectiva de delitos; un combate real a la corrupción; reorganizar el modelo de seguridad y ofrecer más capacitación a los policías.

“Requerimos de una Fiscalía General de la República autónoma, mejores sueldos y seguridad social para los policías”, planteó.

SOURCE: Reforma

Leave a Reply

Your email address will not be published.