A partir de la liberación de los precios de energéticos, hay una tendencia al alza

 

 

 

 

El último informe de inflación, durante la administración de Enrique Peña Nieto, el precio de las gasolinas Magna y Premium hiló 27 meses al alza, en los cuales registró un aumento acumulado de 49 por ciento, alrededor de cuatro veces lo que aumentó el nivel general que tuvieron los precios de todas las mercancías.

Desde agosto de 2016, los precios de esos energéticos comenzaron una tendencia ascendente, que se acentuó a partir de enero de 2007 con la preliberación de los combustibles.

Así, en estos 2.3 años, la inflación que observó la gasolina de alto octanaje (Premium) aumentó 47.6 por ciento, mientras que la de bajo octanaje (magna), 48.86 por ciento.

El precio de los energéticos, que incluye gasolina, electricidad y gas LP, es uno de los factores que más han presionado a la inflación, llevándola a 6.77 por ciento al cierre de 2017.

En octubre, el nivel nacional de precios registró un aumento de 0.52 por ciento, con lo cual la tasa anual de inflación se ubicó 4.90 por ciento, ligeramente mayor a lo esperado por el consenso del mercado, reportó ayer el INEGI.

 

POR FERNANDO FRANCO

jrr

SOURCE: Heraldo de Mexico

Leave a Reply

Your email address will not be published.