El Tribunal Electoral indicó que la apertura de paquetes de Puebla y el recuento de voto por voto se realizará en una “sede jurisdiccional” en instalaciones de la sala superior en la Delegación de la Ciudad de México. 

La sentencia del TEPJF asegura que los paquetes con los votos y actas de los 26 distritos electorales de Puebla de la elección de Gobernador del 1 de julio, deberán trasladarse a la Ciudad de México el próximo domingo 23 de septiembre, con custodia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El recuento de las 7 mil 174 casillas que contienen los más de 3 millones de votos depositados en las urnas, está previsto que inicie el lunes 24 en la mañana, en diligencias encabezadas por magistrados de las salas regionales de Toluca y Ciudad de México y con apoyo de personal de esas salas y de la sala superior.

En las diligencias, de acuerdo a la sentencia, deberán estar presentes el presidente y el secretario general del Instituto electoral local, bajo cuya responsabilidad se realizará la apertura y traslado de los paquetes electorales.

El Organismo Público Local Electoral (Ople) de Puebla deberá responsabilizarse de la apertura de las bodegas en donde se encuentran resguardados los paquetes electorales, así como su traslado.

El Instituto local deberá recoger la documentación que tenga el Tribunal Electoral bajo su poder, resguardarla y trasladarla y ambas autoridades deberán ser responsables de estas diligencias.

“El Consejo General y el Tribunal Electoral local deberán tomar las medidas legales y pertinentes a efecto de que la documentación no se vea alterada, maltratada, ni expuesta a riesgo alguno”, señala la sentencia.

En entrevistas con diferentes medios de comunicación, el magistrado ponente José Luis Vargas calculó que el recuento ininterrumpido de votos podría llevar de tres a cuatro días.

El magistrado confirmó el apoyo del Ejército en el traslado de paquetes el domingo por la noche “hasta una sede que tenemos en el Tribunal”; su secretario de estudio y cuenta Carlos Vargas Baca señaló que el recuento sería en la sede de la sala superior.

Al término de cada recuento se deberá levantar un acta circunstanciada con el aval de los magistrados que encabecen las diligencias.

El cómputo de votos deberá confirmar o revocar, en primera instancia, la constancia de mayoría que los órganos locales, a pesar de las irregularidades, otorgaron a la candidata del PAN Marta Erika Alonso, sobre su contrincante, Luis Miguel Barbosa, de Morena por una diferencia de 4.04 por ciento de los votos.

Concluido el recuento de voto por voto y restablecido el cómputo distrital, las impugnaciones de los resultados ante los organismos electorales locales, tienen como plazo para resolver el 10 de octubre; ante la sala superior, con decisiones definitivas incluida la validez de la elección y la eventual nulidad, si la solicitan los actores, hasta el 14 de diciembre, víspera de toma de protesta del nuevo titular del Ejecutivo local.

Algunas de las irregularidades en cómputo

Entre las irregularidades señaladas en la sesión por la magistrada Presidenta Janine Otálora y contenidas en las sentencia están: incongruencia entre las casillas que se determinaron recontar y los resultados plasmados en el acta, como son los casos en los distritos uno, cinco, siete, diez, 11, 14, 16, 18, 19, 21, 22, 23 y 26.

Otras irregularidades consisten en no haber señalado con claridad en las actas cuáles casillas serían recontadas ni sus resultados, así como tampoco se pusieron los resultados de los recuentos de casillas en los distritos electorales 13 y 25.

Ante el cúmulo de irregularidades, los magistrados aprobaron un recuento total; el magistrado ponente aceptó que inicialmente propondría que fuera parcial, pero lo encontrado apuntaló la propuesta final.

SOURCE: Zócalo

Leave a Reply

Your email address will not be published.