Ciudad de México. – La ausencia del Estado de Derecho, expresada en actos de corrupción, inseguridad, violencia, impunidad, ineficacia del Gobierno y falta de respeto a los derechos fundamentales, es un problema que está extendido por todo el País, de acuerdo con el Índice de Estado de Derecho en México 2018.

 

 

 


Este estudio, realizado por el World Justice Project (WJP) México, establece que, en un ranking de cero a uno, donde cero es ausencia de Estado de Derecho y uno una presencia óptima, ninguna entidad federativa alcanza una calificación superior a 0.45 puntos.

Las entidades peor evaluadas son Guerrero, Baja California Sur, Estado de México, Sonora, Puebla y Quintana Roo, con puntajes de 0.29 y 0.35 los dos primeros, respectivamente; y de 0.36 el resto.

Los estados mejor evaluados son Yucatán, Aguascalientes, Zacatecas, Campeche, Querétaro Coahuila, que tienen 0.45 el primero; 0.44 los dos siguientes, y el resto 0.43 puntos cada uno.

Al presentar el informe, Alejandro Ponce, jefe de investigación del WJP México, detalló que el indicador se construyó con la realización de 25 mil encuestas cara a cara en todo el País, entrevistas a mil 500 especialistas y distintas bases de datos existentes sobre los temas evaluados.

Los aspectos que se tomaron en cuenta para la evaluación fueron: límites al poder gubernamental, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil y justicia penal.

“El primer gran resultado que tuvimos en México, existe una gran necesidad por fortalecer el Estado de Derecho en México, ninguna de las 32 entidades federativas obtuvo un puntaje mayor a 0.5 en una escala que va entre cero y uno”, mencionó.

Al analizar el resultado de cada uno de los indicadores, Guerrero es la entidad que concentra en un mayor número de casos los puntajes más bajos y registra la peor evaluación al sumar, en el caso del factor de orden y seguridad, 0.19 puntos.

Al hacer una primera reflexión acerca de los datos dados a conocer, Ana Laura Magaloni, profesora investigadora en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), señaló que lo que urge en el País es detener la violencia.

“Es súper importante hablar del contexto en el que estamos, no podemos hablar de Estado de Derecho como si fuera la misma conversación que tuvimos hace 10 años y volvemos a hablar de la investigación y los policías y la capacitación y la reforma penal. El País ha cambiado mucho y, yo creo que se nos olvida el contexto y, se nos olvidan las explicaciones de lo que estamos viviendo.

“Entonces, creo, que, si queremos hablar hoy en México de dónde empezar, sin duda, es cómo frenar la violencia, no es el delito, es cómo frenar la violencia. Y si podemos entender algo de cómo se desató esta violencia, creo que nos ayudaría a encontrar algunas de las claves para avanzar”, apunto.

Mariclaire Acosta, presidente del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) consideró que es importante hacer una campaña a favor de recuperar el Estado de Derecho.

“La violencia se puede controlar con procesos civilizatorios y yo creo que, simple y sencillamente, crear conciencia de lo que es el Estado de Derecho, de lo que realmente es un Estado Democrático de Derecho”, sostuvo.

SOURCE: Pendulo de Chiapas

Leave a Reply

Your email address will not be published.