Luego de un estudio Instituto Mexicano para la Competitividad que reveló el dispendio en los estados, los diputados convocarán en Convención Nacional Hacendaria aplicar la austeridad como política de Estado. 

 

 

 

 

Al calificar de “escandaloso e inaceptable” el derroche de 226 mil millones de pesos en los estados tan solo en 2017, el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, advirtió que el Poder Legislativo pondrá orden al gasto federalizado y acabará con el dispendio de los recursos.

Anticipó que la comisión a su cargo convocará a una nueva Convención Nacional Hacendaria en noviembre, con la participación de mil 750 legisladores federales y locales, para establecer la austeridad como una política de Estado y poner fin a la opacidad del gasto público.

Según el estudio Presupuestos estatales: simulación y discrecionalidad que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) dio a conocer ayer, las entidades federativas ejercieron tan solo en 2017 un total de 319 mil millones de pesos excedentes, principalmente para inflar el gasto burocrático, sin generar un beneficio directo a la población.

De ajustarse a lo presupuestado en gasto burocrático, el excedente habría significado para los estados un ahorro de más de 226 mil millones de pesos, señala el documento.

En entrevista, Ramírez Cuéllar cuestionó por ello la actuación discrecional y la impunidad de los gobernadores, con órganos de fiscalización y congresos que les servían como tapadera y se convertían en cómplices del dispendio en los estados

“Pero ahora la situación se ha modificado y queremos aprovechar esta nueva situación política, esta nueva composición de los congresos locales, pues para avanzar en un ejercicio eficiente del gasto y acabar con tanta corrupción y dispendio, como el que ustedes publican el día de hoy, y que tiene que ver con algo verdaderamente escandaloso e inaceptable”, remarcó.

Por el PRD, la legisladora Mónica Almeida llamó a las diversas fracciones legislativas a darle un viraje al modelo presupuestal que hoy abre las ventanas de discrecionalidad y entrega “cheques en blanco” a los estados.

“A nivel federal, los legisladores tenemos la oportunidad de modificar el modelo inercial con el que se ha venido presupuestando año con año y que efectivamente permite estas ventanas de discrecionalidad, estos cheques en blanco”, subrayó la diputada jalisciense.

SOURCE: Milenio

Leave a Reply

Your email address will not be published.