Este jueves, el Banco de México informó las nuevas medidas de control destinadas a mitigar los riesgos existentes en la conexión de bancos y casas de bolsa al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios, la cual ha presentado varios problemas desde el 14 de mayo.

En dos circulares publicadas en el Diario Oficial de la Federación, señaló que las medidas, las cuales entraron en vigor este mismo día, permitirán procesar operaciones y órdenes de pago de manera segura, las cuales serán validadas y cotejadas.

Señaló que de esta manera se evitaran mayores problemas, si bien las transferencias no se realizarán de manera automática. Asimismo, explicó que en transferencias por grandes sumas de dinero, estas podrán hacerse en un solo día, sin embargo solo se podrán retirar 50 mil pesos de manera inmediata.

Aunado a esto, los participantes en el SPEI que reciban transferencias de fondos, podrán solicitar que las validaciones de las mismas se hagan en periodos superiores a lo establecido en las reglas para el abono de los recursos, de 5 a 30 segundos, hasta que se concluyan las automatizaciones de la verificación

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco Central, señaló que las decisiones tomadas permitirán “darle espacio a los participantes en sus operaciones para que tengan certeza de las operaciones que están enviando a la carretera del SPEI”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.