Ciudad de México. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) planea financiar a Petróleos Mexicanos (Pemex) para evitar que por la volatilidad financiera mundial que existe actualmente tenga que pagar una prima de riesgo muy alta por el refinanciamiento de 5.5 billones de dólares de su deuda, que tiene que realizar a más tardar en dos meses, anunció ante inversionistas Gabriel Yorio, titular de la Unidad de Crédito Público de la dependencia.

“Lo que hemos visto en los últimos años es que la deuda de Pemex se ha duplicado y la producción prácticamente ha pasado a ser la mitad, bajo estas tendencias no es posible la sostenibilidad de su deuda, sobre todo en el mediano plazo. Lo que hemos venido discutiendo con Pemex es que es la deuda más cara que estamos observando en este momento y creemos que no debe ir a fondearse al mercado a las tasas que estamos viendo. Así que la Secretaría de Hacienda junto con Pemex está viendo cuál es la mejor forma de que no tenga que ir al mercado y sufrir este riesgo de refinanciamiento a esas tasas tan altas”, expuso Yorio al participar en la 14 edición de la Cumbre Financiera Mexicana de LatinFinance.

La deuda de Pemex, remarcó, es multidimensional y tiene un espejo en la política fiscal y la capacidad recaudatoria del país, por la carga tributaria que se le impone, por lo que debe cambiarse porque la tendencia seguirá y no es sostenible en el largo plazo.

Si bien mencionó que Pemex tiene techos de endeudamiento aprobados en su presupuesto anual y su plan tradicional era salir al mercado a refinanciar su deuda, “pero lo que estamos tratando es que no vaya y que prácticamente durante los siguientes 12 o 15 meses el gobierno federal sea el que pague las amortizaciones que tiene y eventualmente, si vemos menor volatibilidad y el mercado lo permite, salgan con una operación neutral que les permita hacer una refinanciamiento. En sentido estricto lo que hemos discutido es que no tengan que ir al mercado por sus obligaciones de amortización, pero eso solo incluye la deuda de mercado y en las líneas de crédito probablemente va a haber negociaciones”.

En el mismo panel Luis Miguel Martínez, analista de Standar’s and Poor, advirtió que aunque la petrolera aún mantiene grado de inversión, sus papeles se negocian en grado especulativo.

“Si vemos donde se está negociando el papel de Pemex hoy, donde todas las agencias lo tienen en grado de inversión, el papel se negocia en grado especulativo, en niveles relativamente bajos. No corresponde la evaluación que estamos haciendo las calificadoras a como está en el mercado”, dijo el especialista.

Sostuvo que en general los corporativos mexicanos tienen un riesgo de refinanciamiento altamente contenido, con una buena administración de pasivos y que por la incertidumbre, la desaceleración económica y la poca se generan “riesgos a la baja y hoy vemos que el sesgo negativo del portafolio que tenemos en corporativos mexicanos va en aumento. Esto quiere decir que principalmente las perspectivas de las calificaciones del sector corporativo están tendiendo a ser más negativas y esto podría ser indicador de potenciales ajustes de calificación a la baja en un lapso de 12 a 24 meses”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.