Las comisiones de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana y de Estudios Legislativos Primera, aprobaron por unanimidad una propuesta de los senadores panistas y de otros partidos, para establecer la inhabilitación permanente a funcionarios públicos que hayan cometido actos graves de corrupción, conocida como “muerte civil”.

La iniciativa fue presentada desde el octubre pasado y fue aprobada ayer en comisiones del Senado, el dictamen señala que los servidores públicos o particulares serán inhabilitados de forma permanente para desempeñar cargos públicos o participar en la contratación de compras y de obras gubernamentales.

Durante la discusión en comisiones, los senadores del PAN propusieron también mantener la inhabilitación temporal, como se estableció en la propuesta original, cuando dichos actos no causen daños, perjuicios o lucro y se indica que la pena podría ser de tres meses hasta 10 años, dependiendo si el monto de la afectación no excede las 200 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), 84.49 pesos diarios, lo que fue avalado por los senadores presentes.

Los senadores enviarán el dictamen al Pleno para su discusión y aprobación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.