De no aprobarse una ampliación presupuestal de cerca de 619 millones de pesos está en riesgo la participación del Instituto Nacional Electoral (INE) en la organización de los comicios en cinco estados este año, programados en Aguascalientes, Tamaulipas, Baja California, Durango y Quintana Roo.

 

 

 

 

Así lo reconoció el presidente consejero del INE, Lorenzo Córdova, junto con otros servidores como Marco Antonio Baños.

En conferencia de prensa, Córdova enfatizó que la reducción de 950 millones de pesos que les aplicó la Cámara de Diputados en el presupuesto de este año representa un problema, ya que el órgano “no quiere delegar elecciones, por eso decidimos que es una situación grave la que nos colocaron”. Además, resaltó, esto puede vulnerar su autonomía.

Entre las atribuciones constitucionales que tiene el INE se encuentra el apoyar a las entidades federativas en la organización y capacitación de los funcionarios, fiscalización, así como el conteo rápido para aquellos centros estatales que así lo solicitan.

Lorenzo Córdova aceptó que el recorte que aplicaron los diputados es “tan grande y tan grave que pone en riesgo las funciones constitucionales del Instituto”.

Explicó que se mantienen en negociaciones con el Gobierno federal para lograr una ampliación presupuestal y no abandonar sus obligaciones.

“Lo que pasa es que si hoy estamos en pláticas con la Secretaría de Gobernación y con la Secretaría de Hacienda tratando de encontrar una solución es porque nos colocaron en una situación crítica, por eso hablamos de un recorte irresponsable, porque pone en riesgo las funciones del Instituto y eventualmente podría poner en riesgo la autonomía. Si eso se convierte en el modus operandi de aquí en adelante, vamos a estar en una posición muy delicada”, aseveró Córdova.

De acuerdo con el presidente del INE si hoy están en esa situación, “es porque aquí nos puso la Cámara de Diputados con un recorte que no tomó en cuenta, que no tuvo una deferencia respecto al órgano técnico encargado por la Constitución de organizar elecciones, entregar credenciales, fiscalizar a los partidos políticos esta deferencia no existió y hoy estamos ante un problema”, indicó.

Lorenzo Córdova precisó que el organismo no puede dejar de pagar nómina, renta y luz, conocidos como gastos irreductibles, por lo que el Gobierno federal tiene hasta el último día de enero para resolver esto, de lo contrario interpondrían recursos legales.

Ante ello, subrayó que es el Instituto la mejor instancia para hacer el ejercicio electoral.“Es una cifra tan grande, 950 millones, tan grave que pone en riesgo las funciones, las atribuciones del Instituto. Por eso estamos en una lógica que genere una suficiencia (…) lo que necesitamos es lo mínimo, lo indispensable para realizar nuestras funciones constitucionales y si ese dinero no se obtiene pues no se van a poder cumplir todas esas obligaciones”, acotó.

En tanto el consejero electoral, Marco Antonio Baños coincidió en que si no se cuenta con 619 millones de pesos el órgano se encuentra en una cierta imposibilidad operativa para cumplir con las responsabilidades. “Nosotros tenemos una obligación legal de organizar elecciones en concurrencia con los Organismo Públicos Locales de los estados, pero para eso necesitamos los recursos”, agregó.

Consideró que si no participan en las elecciones, de todas formas los órganos locales tendrán a su vez que negociar con sus respectivos gobiernos estatales más recursos para realizar esas actividades.

POR LAURA ARANA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here