El pasado mes, China vendió al mundo 5.4% más y compró 3% más que en noviembre de 2017. Expertos hablan de debilitación de la demanda interna y global.

 

 

 

 

 

Reuters.- China reportó cifras mucho más débiles a las previstas para sus exportaciones e importaciones en noviembre, lo que apunta a una demanda interna y global más lenta y eleva la probabilidad de que Pekín deba tomar más medidas para impedir que la tasa de crecimiento del país decaiga demasiado.

Las exportaciones chinas en noviembre subieron apenas 5.4% en la comparación interanual, según cifras aduaneras publicadas el sábado. Es la lectura más débil desde la contracción del 3% de marzo y está lejos del alza del 10% pronosticada en un sondeo de Reuters.

Según analistas, la cifra de los envíos mostró un menor apuro entre las empresas por despachar sus productos antes del 1 de enero, cuando entrarían en vigencia alzas en los aranceles a las importaciones chinas.

Los expertos indicaron también que es probable que el crecimiento de las exportaciones se frene más ante un enfriamiento en la demanda.

Las cifras aduaneras mostraron que el crecimiento anual para los envíos todos los grandes socios de China se frenó de forma significativa. Las exportaciones a Estados Unidos aumentaron 9.8% el mes pasado desde noviembre de 2017, contra el alza de 13.2% de octubre.

 

Importaciones

El crecimiento en las importaciones fue del 3%, el más lento desde octubre de 2016, frente a la expectativa del 14.5% de la consulta de Reuters. Las compras de mineral de hierro bajaron, reflejando una floja demanda ante un reducción de los márgenes de ganancias de las siderúrgicas.

La débil cifra de las importaciones “muestra un retroceso relativamente significativo en la demanda interna”, apuntó Wang Jun, economista jefe de Zhongyuan Bank en Pekín.

Las cifras de comercio de noviembre se conocen a menos de una semana de que los presidentes Donald Trump y Xi Jinping acordaron una tregua de 90 días en su disputa arancelaria y podrían aumentar la sensación de urgencia.

A eso se suma la tensión por el arresto en Canadá de la hija del fundador de Huawei Technologies, una ejecutiva de alto rango del gigante tecnológico chino. Meng Wanzhou podría ser extraditada a Estados Unidos.

SOURCE: Forbes

Leave a Reply

Your email address will not be published.