Las entidades que recibían el beneficio del programa de tarifas eléctricas de temporada cálida registraron los incrementos más elevados de los precios al consumidor.

 

 

 

 

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento de 0.52% de septiembre a octubre del 2018. La mayoría de las entidades del sur-sureste presentaron una variación por encima de la cifra nacional.

La electricidad fue el genérico que mayor incidencia tuvo en el cálculo del INPC; el aumento de precio en este genérico afectó de manera importante a las ciudades, mayoritariamente de la región sureña del país, en las que concluyó el programa de subsidios a las tarifas eléctricas por la temporada cálida.

Quintana Roo encabezó la lista de incrementos en esta zona del país, con una inflación mensual de 1.55%; el rubro de bienes y servicios relacionados con la vivienda fue en el que los precios se dispararon de manera más pronunciada.

El costo de la electricidad en esta entidad incrementó 67.86% del noveno al décimo mes del año en curso, otros productos que se encarecieron fueron el pago de derechos por suministro de agua (2.20%), los productos de reparación menor del hogar (0.63%), el servicio doméstico (0.39%), vivienda propia (0.25%), la renta de casa (0.24 por ciento).

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Campeche fue la segunda entidad de la zona del sur-sureste con el mayor aumento de precios (1.53% mensual). Los genéricos cuya variación de precio fue más elevada provinieron también del hogar: electricidad (72.80%), productos de reparación menor del hogar (0.90%), gas LP (0.82%) y renta de vivienda (0.04 por ciento).

Por su parte, en Tabasco (cuarto lugar nacional con 1.48% de inflación), el incremento de precio de la electricidad fue de 77.98% en octubre del 2018, el más alto de la región. También creció el costo de otras mercancías para el hogar como el servicio doméstico (1.35%), gas LP (0.64%), casa propia (0.15%) y renta de viviendas (0.14%), en su comparación mensual.

Otras entidades del sur-sureste de México en las que se sintió de manera significativa el aumento de precios en los servicios de electricidad fueron Yucatán, Veracruz y Oaxaca. El costo de este genérico se encareció 70.83, 27.83 y 23.01%, respectivamente.

A la alta inflación en esta región, se suma el rezago económico que viven sus integrantes, particularmente los estados petroleros, cuyas grandes excepciones de la zona son Yucatán y Quintana Roo, territorios que ha exhibido fortaleza en su actividad económica.

Primer lugar

El estado que mostró la mayor inflación mensual en el país fue Coahuila, con 1.74% en octubre del año en curso.

En este territorio, las variaciones más elevadas se dieron en electricidad (84.53%), chile serrano (33.26%), calabacita (20.59%), trámites vehiculares (19.53%) y sandía (17.57 por ciento).

La electricidad fue el genérico con mayor incidencia en el INPC, debido a que el programa de tarifas eléctricas de temporada cálida terminó su periodo de vigencia durante octubre en Mérida, Monterrey, Acapulco, Torreón, Veracruz, Villahermosa, Tampico, Monclova, Chetumal, Iguala, Tepic, San Andrés Tuxtla, Campeche, Tehuantepec, Ciudad Acuña, Cancún, Coatzacoalcos y Tuxtla Gutiérrez.

En la parte baja

En contraparte, las entidades que conforman la región del Bajío no sólo han sido las que presentan un mayor dinamismo económico durante los últimos años, sino que, en octubre del 2018, registraron los menores incrementos de precios al consumidor en todo el territorio mexicano.

San Luis Potosí fue la entidad con menor inflación, ya que los precios aumentaron sólo 0.02% de septiembre a octubre del 2018. La caída en los precios de alimentos, bebidas, tabaco, muebles y electrodomésticos dio aire al INPC.

La segunda posición entre las entidades con menor ascenso de precios fue Aguascalientes; el INPC registró una variación de 0.04 por ciento. Este resultado se explica con las bajas en las cotizaciones de los alimentos, bebidas y tabaco, en el costo de los transportes y en el de los servicios educativos, de esparcimiento y cultura.

De la región del Bajío, el tercer estado que presentó el mejor comportamiento del INPC fue Querétaro (quinto nacional). Los precios incrementaron 0.20% en este territorio. En esta entidad cayó ligeramente el costo de alimentos, bebidas, tabaco, artículos del hogar y servicios complementarios como restaurantes y bares.

El índice de precios al consumidor en Guanajuato registró una variación de 0.31% en su comparación mensual. Este estado experimentó descensos en los precios de ropa, calzado, accesorios y artículos para el hogar.

Jalisco (una parte de su territorio se considera de la región del Bajío) ocupó el séptimo lugar nacional, cuyos precios al consumidor crecieron 0.21% de septiembre a octubre de este año. La estabilidad en los precios de esta entidad se debe a las disminuciones en el costo de los productos alimentarios y a los relacionados con la vestimenta de la población.

Aunque no pertenecen a la región del Bajío, otras entidades que mostraron tasas bajas en el décimo mes del año fueron Estado de México con una variación del INPC de 0.06%, Sinaloa con 0.19%, Nayarit con 0.21%, Colima con 0.26%, Tlaxcala con 0.27%, Hidalgo y Durango con 0.28%, Morelos y Sonora con 0.30% y Puebla con 0.31 por ciento.

SOURCE: El Economista

Leave a Reply

Your email address will not be published.