Entre los asistentes al acto protocolario estarán los mandatarios extranjeros convocados por el Presidente electo. 

 

 

 

 

Ante mil 500 invitados en palcos y galerías del Palacio de San Lázaro, incluidos jefes de Estado y de gobierno, Andrés Manuel López Obrador rendirá protesta como Presidente de la República en sesión de Congreso General el próximo 1 de diciembre, 13 años después de estar en el mismo recinto, pero en aquella ocasión, el 7 de abril de 2005, para ser desaforado por el presunto desacato a una suspensión judicial.

Entre los asistentes al acto protocolario estarán los mandatarios extranjeros convocados por el Presidente electo, además de los gabinetes entrante y saliente, ministros, gobernadores y personalidades significativas, confirmó el presidente del Congreso, Porfirio Muñoz Ledo. Sin personal armado a cargo de la seguridad dentro del recinto, el legislador abrirá la sesión a las nueve de la mañana e iniciará así la ceremonia de transmisión del Poder Ejecutivo, la cual culminará más de dos horas después, con la entrega de la banda presidencial a López Obrador y un mensaje político del nuevo mandatario.

“Está pensado como un acto republicano, muy solemne, puede haber manifestaciones de todo tipo, pero esperamos, porque hemos estado hablando con los coordinadores de las bancadas, que seamos muy respetuosos. Estamos refundando la República, estamos reinstaurando la democracia en México, eso lo sabe el mundo entero, no es una toma de posesión cualquiera”, puntualizó el legislador.

En entrevista con MILENIO, el diputado presidente soslayó por ello los gastos de la ceremonia de transición del Poder Ejecutivo, en contraste con la relevancia histórica que a su juicio tendrá el cambio de gobierno.

“Gastamos 30 años de lucha, es lo que gastamos, pero eso no lo ven, no ven lo que se ha hecho en 30 años, están viendo si es pantalón largo, si son zapatos de charol, eso no es lo importante, lo importante es un acto refundacional de la República”, dijo.

Después de al menos cuatro reuniones con el equipo de transición de López Obrador, el diputado presidente señaló que los detalles de la sesión del 1 de diciembre están prácticamente arreglados, en encuentros discretos, más no secretos, en el contexto de una transición “sumamente tersa”.

La sesión de Congreso General iniciará con la lectura del Bando Solemne sobre la validez de la elección presidencial y acto seguido fijarán posicionamiento las ocho fracciones parlamentarias, para después declarar un receso y recibir al presidente saliente, Enrique Peña Nieto, y al mandatario electo, Andrés Manuel López Obrador, quien recibirá la banda tricolor y rendirá su protesta constitucional para convertirse en Presidente de México.

 

SOURCE: Milenio

Leave a Reply

Your email address will not be published.