La tasa de homicidios intencionales en Guerrero, Baja California y BCS supera a la de países como Honduras y Venezuela.

 

 

 

 

En los últimos tres años los homicidios dolosos en México se han disparado más de 50 por ciento. Sin embargo, las sentencias condenatorias por este delito en el mismo periodo han disminuido. Es un nivel de impunidad que va en ascenso y en algunos estados como Morelos y Oaxaca, ya alcanza niveles del 99 por ciento.

Esto son los principales hallazgos de un nuevo estudio sobre impunidad en el delito de homicidio elaborado por la organización Impunidad Cero, y que hoy se presenta públicamente. El informe subraya además que en algunos estados como Guerrero o Baja California, la tasa de homicidios supera a la de países como Honduras y Venezuela.

De acuerdo con los datos oficiales reunidos por el estudio a partir de solicitudes de transparencia, en promedio, por cada 10 víctimas de homicidio doloso que se registran en nuestro país, solo se dictan dos sentencias condenatorias. Lo anterior significa que, en proporción, al menos ocho de cada diez asesinatos carece de esclarecimiento alguno.

El fenómeno se ha agravado por el crecimiento de la violencia frente a un sistema de justicia que, por el contrario, ha perdido eficacia. A partir de la información de 24 estados que proporcionaron información suficiente, el estudio destaca que los homicidios crecieron de 10 mil 463 casos en 2014 a 16 mil 369 en 2017, lo que equivale a un alza del 56.4 por ciento.

Por el contrario, el número de sentencias condenatorias por homicidio doloso bajó de 2 mil 899 casos en 2014 a 2 mil 121 casos en 2017, que es una reducción del 26.8 por ciento.

Lo anterior arroja un promedio nacional de 85 por ciento de impunidad en homicidio doloso en 2017, pero hay estados con niveles aún peores que eso. En Oaxaca y Morelos, la proporción de impunidad en este delito (de acuerdo con la metodología empleada por el estudio) es del 99.4 por ciento en ambas entidades. O lo que es la mismo, prácticamente ningún asesinato se resuelve en esos estados.

Hay otros nueve estados con un nivel de impunidad superior al 90 por ciento: Guerrero, Chiapas, Baja California Sur, Tamaulipas, SLP, Nayarit, estado de México, Tabasco y Baja California. Y a ellos se suman nueve entidades con porcentajes de 70 a 80 por ciento en cuanto a impunidad: Chihuahua, Michoacán, Tlaxcala, Guanajuato, Jalisco, Coahuila, Quintana Roo, Sonora y Nuevo León.

Los casos menos críticos son los de Ciudad de México, donde el estudio calcula una impunidad del 65.8 por ciento, Hidalgo con 62.6 por ciento, y Durango con 52.4 por ciento.

Yucatán es la única entidad – de las 24 que proporcionaron información – en donde en 2017 hubo paridad en cuanto a la cifra de víctima de homicidio (46) con las sentencias por ese delito (48).

El estudio de Impunidad Cero también muestra que, en promedio, apenas el 30 por ciento de las averiguaciones y carpetas de investigación que se inician con homicidio doloso terminan con alguna resolución como una consignación al juzgado. Es decir, la mayor parte de las investigaciones ni siquiera se concluyen.

“El análisis de la impunidad en el delito de homicidio doloso en los estados del país, resulta más desalentador que en nuestro estudio anterior, ya que más de la mitad de las entidades presentan evidencia de colapso en su sistema de investigación, persecución y justicia penal (hace dos años era una tercera parte de las entidades federativas): las instituciones son ineficientes ante el aumento en el número de homicidios, en tanto que su capacidad de respuesta se ve menguada, provocando un menor número de condena” señala el informe.

SOURCE: Animal Politico

Leave a Reply

Your email address will not be published.