El secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya aseguró durante su comparecencia en el Senado  como parte de la glosa del VI Informe de Gobierno, que las reformas son un parte importante de la historia económica de este sexenio.

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP),José Antonio González Anaya, aseguró que ante los choques externos que vivió el país a lo largo de este sexenio, las reformas estructurales ayudaron a evitar que el país tuviera una recesión económica.

“Lo que sí podemos decir es que las reformas estructurales ya no son promesas de futuro, todos sus beneficios van a ocurrir. En el presente contribuyeron a que nuestro país evitara una recesión y que no se detuviera la actividad económica”.

Durante su comparecencia en el Senado de la República como parte de la glosa del VI Informe de Gobierno, refirió que las reformas estructurales son un parte importante de la historia económica de este sexenio; “sin embargo, todos los beneficios hubieran quedado incompletos si no se hubieran manejado bien la macroeconomía”.

“Otro segundo factor que abonó a que México siguiera creciendo en el gobierno de Enrique Peña Nieto fueron las decisiones que se tomaron en materia de política fiscal, pues ayudó a mantener la estabilidad económica. Fue un compromiso que se cumplió”.

Destacó que México es de los pocos países que integran el G-20 que logró reducir la deuda como porcentaje del PIB y logró un superávit primario, que no se había visto desde el 2009.

González Anaya destacó principalmente la reforma energética —la cual dijo que lo tocó vivir más de cerca— ya que traerá inversiones por 200,000 millones de dólares, lo que equivale al doble de la deuda externa que tiene el gobierno federal.

“Ha sido una reforma sumamente exitosa y nos permitió enfrentar los choques externos y a detonar la inversión. En el tiempo va a traer una derrama económica en el país generando empleo y desarrollo económico”.

También mencionó la reforma fiscal que entró en vigor en 2014, pues con ella se diversificaron las fuentes de ingresos del gobierno al incrementar más los ingresos tributarios y reduciendo la dependencia de los ingresos petroleros.

“Al principio de este sexenio, por cada 100 pesos de ingresos, 39 pesos provenían de los ingresos petroleros, hoy sólo son 17 pesos, lo que nos hace menos vulnerables a la volatilidad de los precios del petróleo”.

“Entregaremos buenas cuentas”

Ante las críticas por parte de los senadores de que el nuevo gobierno heredará fianzas públicas vulnerables, el secretario de Hacienda aseguró y defendió que se entregarán buenas cuentas.

“La próxima administración heredará retos, pero también una economía fuerte y resiliente. Le brinda certeza a todos los actores de que México cuenta Con variables macroeconómicas estables, un país que protege sus ahorros y genera espacios para la inversión”.

Agregó que México tiene una economía fuerte y unas finanzas públicas sanas “entregaremos buenas y bien las cuentas”.

SOURCE: El Economista

Leave a Reply

Your email address will not be published.