MÉXICO.- El precandidato presidencial de la coalición PRI-Verde-Panal, José
Antonio Meade, reconoce que él implementó la medida para fijar los
precios máximos de los combustibles que, a su consideración, da
certeza y fortaleza al país, al abrir espacios para la inversión.
En entrevista, el priista niega la paternidad de los gasolinazos que le
achaca el abanderado de la coalición PAN-PRD, Ricardo Anaya, al
referir que fue una norma legislada por el Congreso y que a él, en su
carácter de secretario de Hacienda, le tocó explicarla y usarla.
Afirma que el país todavía tiene un reto muy importante para abatir la
pobreza, en el que se tiene que privilegiar el enfoque: “No es solo dar
pescados, sino enseñar a pescar”.

En ese sentido, dice que hay seis elementos para “enseñar a pescar”
que harán de cada uno de los mexicanos “exitosos”: educación, salud,
seguridad social, vivienda, servicios de vivienda y alimentación.
La política social debe atender las necesidades de cada región, pues
las preocupaciones del norte no son las mismas que las del centro o
las del sur.
***
Sonríe con modestia y baja la mirada cuando se le recuerdan sus 20
años de servicio público, su paso por cinco secretarías de Estado y dos
gobiernos federales de distinto partido; cuando se le rememora esa
imagen curiosa y hasta histórica de la madrugada del 1 de diciembre
de 2012, cuando la administración de Felipe Calderón cede la estafeta
a la de Enrique Peña Nieto y Meade pasa de las filas del panista a las
del priista.
Sobre sus adversarios políticos es mesurado. Pocas veces los
menciona en sus encuentros de precampaña. Tampoco suma los
sobrenombres que le han lanzado Ricardo Anaya y Andrés Manuel
López Obrador. ¿Por qué? Porque confía en ganar el proceso electoral
del próximo 1 de julio apostando por una campaña de ideas,
propuestas y soluciones, en lugar de descalificaciones.
Ya ha visitado más de 17 entidades, ¿cómo lo trata la militancia de los
partidos?
Me trata muy bien, siento una militancia tranquila, contenta,
esperanzada, con vocación de triunfo; en un buen diálogo, en un buen
equipo. Me han recibido en cada lugar que he visitado con cariño, con
afecto, con la posibilidad de recordar lo mucho que hemos recorrido
juntos y lo que nos falta por hacer.
En menos de cuatro años el dólar pasó de 12 a 20 pesos, ¿cómo
hacerle frente a esta herencia que deja el actual gobierno?
El peso en México se ajusta en un esquema de libre fluctuación. Dicen
los economistas que hay dos formas de pintar la casa; una es dejarla
fija y que se mueva la brocha, y la otra es dejar la brocha fija y que se
mueva la casa.
“A México le ha funcionado bien el régimen de libre flotación, permite
que el tipo de cambio se ajuste frente a cambios en el entorno, que ha
sido bien complicado para los países emergentes; un entorno en donde
la política monetaria de los países desarrollados se ha venido
apretando y eso nos presiona.
“Un entorno donde cayeron de manera muy importante los precios de
los bienes básicos, que es el caso específico del petróleo”.
Ha tenido fuertes críticas, lo han llamado, inclusive, El padre del
gasolinazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here