Con agua y primeros auxilios, los agentes mexicanos ayudan en medio de la trifulca en la frontera de Guatemala y México

 

 

 

 

 

Tecún Umán (Guatemala), 20 oct (EFE).- Decenas de migrantes hondureños varados en la frontera entre Guatemala y México empezaron hoy a cruzar el río Suchiate para pasar a territorio mexicano.

Pese a los enfrentamientos con la Policía Federal, varios agentes ayudaron a quienes necesitaban agua y comida e incluso a varias personas que resultaron heridas durante las trifulcas.

Las personas se suben en balsas de goma para cruzar ilegalmente a México, después de que las autoridades decidieran impedirles el paso para entrar a ese país.

Las miles de personas, entre ellas hombres, mujeres y niños, amanecieron este sábado sobre el puente que divide la frontera entre ambos países, donde durmieron a la intemperie.

 

 

 

 

 

Pero después de que varias personas atravesaran, la policía mexicana prohibió a los balseros transportar hondureños y los agentes se quedaron en la orilla del lado mexicano para ver que no estén pasando.

Tras seis jornadas de viaje a pie y haciendo dedo, la caravana de migrantes hondureños, integrada por unas 3.000 personas, según Naciones Unidas, arribó este viernes a México, tras librar la barrera que había sido intermediada por el Gobierno guatemalteco.

Después de un primer momento de euforia, los migrantes fueron contenidos por la Policía Federal mexicana, lo que desencadenó momentos de tensión.

Sin embargo, varios elementos federales, en medio de la tensión, ayudaron a familias hondureñas con agua, comida y primeros auxilios.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó esta semana con un cierre militar de la frontera sur de su país si México no lograba detener la caravana.

SOURCE: El debate

Leave a Reply

Your email address will not be published.