El futuro secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, dijo que esta dependencia será la primera en entrar en el proceso de austeridad.

 

 

 

La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados se instaló esta tarde formalmente y en su reunión de apertura estuvo presente el futuro secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, quien aseguró que el Presupuesto 2019 será tan austero que sorprenderán a legisladores y opinión pública.

“Vamos a poner mucho énfasis en el presupuesto y vamos a tratar de tener austeridad republicana, al presidente electo le gusta decir austeridad franciscana, lo suficientemente grande que quizá los vamos a sorprender”, prometió Urzúa, quien asistió acompañado de Arturo Herrera, próximo subsecretario de Hacienda, y Gerardo Esquivel, designado como subsecretario de Egresos.

Frente a 40 diputados presentes en la reunión de instalación, aseguró que la administración del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tratará de ser un gobierno extraordinariamente austero y muy eficiente y les pidió que cuando se envíe el paquete presupuestal ayuden a mejorarlo.

“Estamos seguros que la iniciativa que mandemos va a estar muy bien hecha, estamos viendo con lupa cada uno de los rubros de gasto, estamos mirando con lupa en particular los programas sociales y los gastos de inversión”, expuso Urzúa acompañado también del presidente de la Comisión, Alfonso Ramirez Cuéllar.

Dijo que la SHCP será la primera en entrar en el proceso de austeridad y dio algunos esbozos de la reducción en la estructura de la dependencia.

“Para ejemplo, en la Secretaría de Hacienda va a haber solo 5 asesores. Habrá en el área de Comunicación Social solo 5 personas y en la parte de informática todos vamos a depender de una coordinación que va a estar en la Presidencia”, mencionó.

Durante la instalación de la Comisión, que está integrada por 58 diputados, Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, dijo que el cambio por el que votó la gente en las pasadas elecciones debe de reflejarse en las cuentas del presupuesto.

Apuntó que en la Cámara baja ya se aprobó la Ley de Servidores Públicos y se ha presentado una iniciativa de austeridad para que “no sea moda sino que sea una característica permanente” de los gobiernos.

“Tenemos el firme compromiso de terminar con los moches, que no se vuelva a permitir esa noche de los cuchillos largos y que se van por el caño de la corrupción. Le pedimos también a Urzúa que terminemos con el Ramo 23 de una vez por todas”, refirió.

Anunció que a iniciativa de Alfonso Ramírez Cuéllar, en los próximos días habrá una Convención Nacional Hacendaria para que se comparta en todas las entidades federativas las propuestas hacia la construcción del Presupuesto 2019.

“El gran reto para el paquete fiscal 2019 será demostrar que la responsabilidad fiscal y social no son incompatibles y que el presupuesto puede ser un instrumento transformador”, dijo Delgado.

SOURCE: El Financiero

Leave a Reply

Your email address will not be published.