El mandatario del Estado de Morelos suma a su equipo de trabajo a viejos conocidos del Club América y encarga el combate a la pobreza a un exárbitro.

 

 

La vida de Cuauhtémoc Blanco no puede ser contada sin citar alguna referencia al fútbol. Ni siquiera en su nuevo encargo político como gobernador del Estado de Morelos. “[A Morelos] voy a defenderlo como defendí la camiseta de la selección mexicana”, dijo el exdeportista la mañana de este lunes. El histórico exjugador del Club América ha tomado protesta este lunes como mandatario local de esta entidad al centro del país. Blanco ha hecho oficial su Gabinete, donde figuran dos personajes clave de su vida en la cancha: su exrepresentante José Manuel Sanz y Gilberto Alcalá, quien fue árbitro de primera división.

El 1 de julio, Blanco arrasó en las elecciones para gobernador en Morelos. El exjugador estuvo respaldado por el evangelista Partido Encuentro Social (PES) en alianza con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). El 60% de los votantes lo eligieron tras una campaña en la que centró sus críticas a su ahora antecesor, Graco Ramírez. “Dejan una administración saqueada y un Estado abandonado”, criticó esta mañana durante su toma de protesta.

José Manuel Sanz se ha convertido en la mano derecha de Blanco en la política. Ambos se conocen desde el año 2000, cuando el representante llevó a Blanco a jugar a la Liga con el Valladolid. Sanz también fue agente de Hugo Sánchez y de Rafael Márquez, dos de los mejores futbolistas mexicanos. En 2016, el Cuau, nombró a Sanz vicealcalde de Cuernavaca, al ganar las elecciones de la capital del Estado. Este lunes, el empresario ha sido nombrado como jefe de la oficina de Gobierno. El exrepresentante lo acompañó hasta que Blanco se retiró de forma definitiva con 43 años.

Blanco nombró al silbante Gilberto Alcalá como su secretario de Desarrollo Social, el responsable de la lucha contra la pobreza. Alcalá inició su carrera en la política como diputado local del Partido de Acción Nacional (PAN) de 2006 a 2009. En los pasados comicios, el árbitro buscó ser alcalde de Cuernavaca por la coalición de Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social. Sin embargo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación lo impidió porque durante la campaña la alianza había nombrado a otro candidato, José Luis Borbolla. Dos meses antes de los comicios Alcalá fue nombrado suplente. Las autoridades electorales anularon el registro de la candidatura y la declaró improcedente.

El diario El Universal ha publicado que se unirán al Gobierno de Blanco dos grandes amigos de Blanco de sus años en el Club América, donde labró su figura como ídolo. Germán Villa, un exmediocampista, iría al frente del Instituto del Deporte de la entidad mientras que el defensa Isaac Terrazas se haría cargo del fideicomiso del estadio Agustín Coruco Díaz. “Nada de eso”, respondió Villa a consulta de este diario. “No hay nada oficial”, contestó un vocero del nuevo gobernador. La prensa mexicana también ha asegurado que uno de los voceros del nuevo mandatario será Francisco Reyes, su antiguo jefe de prensa en el América, quien estuvo presente en el juramento del cargo que Blanco hizo para gobernar hasta 2024.

SOURCE: El Pais

Leave a Reply

Your email address will not be published.