El director general de Pemex explicó que en lo que respecta al cierre de año operativo, la invasión de agua en el proyecto Xanab provocará que los indicadores de producción de hidrocarburos queden muy por debajo de la meta establecida.

Acapulco, Gro. El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Treviño Medina, aseguró que la estatal cerrará el año con un balance financiero negativo cercano a los 49,000 millones de pesos, monto menor a la pérdida estimada de 79,000 millones proyectada para este año y una mejoría en relación con el saldo negativo de 147,000 millones de pesos del año pasado.

 

 

Al concluir su participación en el XIII Congreso Mexicano del Petróleo, explicó que en lo que respecta al cierre de año operativo —particularmente en producción de petróleo crudo— la invasión de agua en el proyecto Xanab del Litoral de Tabasco provocará que los indicadores de extracción de hidrocarburos queden muy por debajo de la meta establecida, de 1.915 millones de barriles diarios de crudo.

Por lo tanto, para cumplir con los planes de procesamiento del sistema nacional de refinación se importará durante octubre un volumen cercano a 100,000 barriles diarios de la Costa del Golfo estadounidense, muy probablemente vía el Pacífico.

“No será un intercambio, será la compra completa”, detalló, “hemos corrido pruebas con distintos tipos y veremos el que mejor se ajusta a las necesidades técnicas, con el apoyo y la gran experiencia como trader de PMI”, dijo.

En lo que respecta a transformación industrial, el director general de la estatal explicó que la importación de crudo se realiza para complementar las necesidades de tres refinerías que por el momento no cuentan con catalizadores, lo que impide la refinación de aceites pesados y obliga a que se lleve a cabo esta adquisición de aceite ligero que los yacimientos nacionales no logran producir.

SOURCE: El Economista

Leave a Reply

Your email address will not be published.