Autoridades del sistema financiero mexicano destacaron que hasta ahora, el mercado mexicano se ha defendido de esta aversión contra emergentes, gracias a la disciplina del sector público y a la postura monetaria que se ha mantenido.

En la última reunión del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF), donde participan miembros de la administración de Enrique Peña Nieto, advirtieron que la acción coordinada de la Secretaría de Hacienda y el Banco de México ha sido determinante para moderar el impacto de la aversión mundial contra los emergentes.

“Estas acciones han contribuido a que la economía mexicana se distinga de otras emergentes” en un contexto de riesgos encabezados por un nuevo episodio de volatilidad, detallaron.

En la tercera sesión ordinaria del año que sostuvieron las autoridades y supervisores financieros del país, que son integrantes del consejo, precisaron que la disciplina del sector público ha fortalecido la sostenibilidad fiscal, mientras la postura monetaria ha inducido un incremento del ahorro financiero para el sector privado.

Aunado a la postura de la política monetaria, explicaron que “la disciplina fiscal ha reforzado la confianza sobre la sostenibilidad fiscal de nuestro país, al mismo tiempo que ha permitido que una mayor cantidad de recursos financieros queden disponibles para el sector privado”.

“Estas acciones han contribuido a (…) mitigar los efectos de la mayor restricción del financiamiento externo, en particular sobre las condiciones para el sector privado”, indicaron.

En la sesión, que resultó la cuarta y última que presidió el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, y en presencia del gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, advirtieron que podría continuar el menor apetito al riesgo, si se presenta un nuevo desbalance en alguna economía emergente.

La reunión del consejo se completó cinco días después de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, observó que si se presenta algún desequilibrio en su administración, será resultado de un factor ajeno, como puede ser “el mal manejo del Banco de México”.

TLCAN y ciberataques, en la mira

Este riesgo de escalada de aversión contra emergentes podría agudizarse si se confirma un ritmo más acelerado de incremento en las tasas de interés de Estados Unidos respecto del esperado, acotaron las autoridades.

En el comunicado sostuvieron que el avance en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte es un elemento positivo en el contexto de tensión comercial global, pese a no haber concluido aún.

Al terminar la trigésimo tercera sesión ordinaria del CESF, destacaron que hasta ahora, el mercado mexicano se ha defendido de esta aversión contra emergentes, gracias a la disciplina del sector público y a la postura monetaria que se ha mantenido.

Posterior a la actualización del balance de riesgos, el consejo dio seguimiento a la ejecución de acciones y medidas en materia de seguridad cibernética.

Ahí los asistentes destacaron el trabajo continuo y la cooperación entre las autoridades y los entes regulados, así como el fortalecimiento de las reglas del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios.

Confirmaron que ha quedado reforzada la seguridad de la información en el sistema financiero, conforme lo establecido en la sesión anterior, de junio.

En la sesión previa, el CESF advirtió que los ataques cibernéticos pueden generar un problema sistémico con alto impacto en los usuarios del sistema financiero.

Inventario de herramientas de contensión

El consejo evaluó el inventario de las herramientas macroprudenciales disponibles para las autoridades financieras mexicanas y advirtió, sin precisarlas, que cada una ha permitido contener los riesgos sistémicos para reforzar la seguridad informática del sistema financiero.

El CESF está integrado por el secretario de Hacienda —quien lo preside—; el gobernador del Banco de México; el subsecretario de Hacienda, Miguel Messmacher; los subgobernadores del Banco de México, Roberto del Cueto Legaspi y Manuel Ramos Francia.

Así como el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Bernardo González Rosas; la presidenta de la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas, Norma Alicia Rosas; el presidente de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro, Carlos Ramírez; y el secretario ejecutivo del Instituto de la Protección al Ahorro Bancario, Raúl Castro.

En la próxima reunión ordinaria del CESF, a realizarse a mediados de diciembre, ocho de los 11 integrantes actuales del consejo serán funcionarios designados por la administración de Andrés Manuel López Obrador.

SOURCE: El Economista

Leave a Reply

Your email address will not be published.