Ciudad de México.- La defensa de Roberto Moyado Esparza, El Betito, presunto líder de La Unión de Tepito, solicitó la duplicidad del término constitucional para que se defina si es vinculado a proceso.

La Procuraduría General de la República (PGR) indaga, además, los nexos del supuesto criminal con el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y células de Los Beltrán Leyva, pues estos grupos le abastecían de la droga que distribuía en Ciudad de México.

A más tardar el viernes próximo un juez de control del sistema procesal oral determinará la situación jurídica del sospechoso.

El Ministerio Público de la Federación acusa a El Betito por delitos contra la salud, delincuencia organizada y portación de arma, entre otros. Con las pruebas presentadas, el juzgador calificó de legal la detención y le impuso prisión preventiva como medida cautelar.

En el fuero común se le investiga por una serie de homicidios, como el perpetrado contra dos víctimas cuyos restos desmembrados fueron arrojados sobre avenida Insurgentes Norte, a la altura de Tlatelolco, el 17 de junio pasado, en un hecho inédito de violencia en la capital del país.

Moyado Esparza fue detenido el miércoles pasado con su hermano José cuando circulaban en el sur de la ciudad en un operativo en el que la Comisión Nacional de Seguridad, a través de la Policía Federal, no efectuó un solo disparo.

Autoridades federales y de la CdMx mantienen labores de investigación y operativos no solo para desarticular al grupo criminal que dirigía El Betito, sino a su antagónico Fuerza Anti Unión, los cuales desataron una batalla por el control del narcomenudeo y la extorsión en Ciudad de México.

Leave a Reply

Your email address will not be published.