Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que en la primera semana de septiembre se reunirá de nueva cuenta con los gobernadores para dialogar, de manera conjunta y mediante consultas, sobre la propuesta inicial del Presupuesto 2019.

Al concluir el encuentro con los gobernadores, el tabasqueño afirmó que no habrá una reforma fiscal próximamente, pero también aseguró que no se usarán los recursos del estado para condicionar, premiar o castigar los mandatarios estatales.

Dentro de la reunión de mandatarios estatales sólo el gobernador de Chihuahua alzó la voz para exigir que se reforme la ley fiscal, pues acusó que él ha sido uno de los mandatarios más castigados por la actual administración en cuanto a recursos se refiere, a lo que López Obrador respondió que de momento no realizará cambios fiscales, pero se comprometió a que no habrá prácticas de castigo a los mandatarios opositores y estas no se repetirán.

Otro tema que se trató en la reunión a puerta cerrada, fue la seguridad, la cual fue considerada un foco rojo a nivel nacional.

Por su parte el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, en su calidad de presidente de la CONAGO, manifestó que “cerrarán filas” ante el virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

A la salida de los gobernadores sólo el gobernador de Oaxaca declaró que el encuentro fue cordial y el presidente electo les explicó que la política de austeridad será compensatoria para desarrollar obra pública y programas sociales.

Al encuentro acudieron 30 de los 32 mandatarios estatales y solo faltaron los gobernadores de Jalisco, Aristóteles Sandoval y el de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.