Nuevo León.- Sin definir la ruta legal, el gobernador interino, Manuel González dijo ayer, que combatirá la sentencia dictada por el TRIFE, contra 575 funcionarios, por recabar firmas en horario laboral a favor del gobernador con licencia y candidato presidencial independiente, Jaime Rodríguez.

Aunque se dijo respetuoso de la ley y de las “opiniones” que emitan los tribunales, González advirtió que en la instancia que corresponda impugnarán dicho fallo.

En rueda de prensa en el Palacio de Gobierno estatal, el interino señaló que son “incidentes” de la política.

A poco más de una semana, de que se efectúen las elecciones, insistió en que “son contiendas políticas”, además de expresar que se van a defender legalmente y políticamente.

Cuestionado, respecto a que para el Tribunal Federal Electoral, tanto él como el gobernante con licencia, Jaime Rodríguez son los principales responsables del desvío de personal y recursos, para la obtención de firmas de Rodríguez, evadió responder.

Tampoco, hizo comentarios con relación, a que en el mismo fallo, se determinó que ambos servidores públicos ameritan sanción por parte del Congreso de Nuevo León.

Esto, no sólo en la utilización de funcionarios y recursos del Estado, sino también en la presunta triangulación financiera ilícita, para fondear la campaña de Jaime Rodríguez.

Aclaró el mandatario interino, que aguardará la notificación del máximo tribunal electoral del país, con el objetivo de hacer un pronunciamiento específico.

Tampoco, habló de que tanto el TRIFE como el INE, convalidaron en que se de vista a la Fepade, SAT y PGR sobre las citadas maniobras financieras.

Consideró que probablemente, la estrategia legal sea no hacer declaraciones a la prensa sobre el tema, en tanto se “combate” la sentencia.

ESCÁNDALO POLÍTICO

Por su parte, el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano y candidato al Senado por dicho partido, Samuel García, viajó ayer a la capital del país, para entregar un escrito en las oficinas generales del INE, en el que solicitó “bajar” a Jaime Rodríguez, de la boleta electoral.

Reiteró que no es suficiente la multa aplicada por el TRIFE, ni un posible juicio político, al cual podría someterlo el Congreso de Nuevo León.

García, quien encabeza las querellas contra Jaime Rodríguez, comentó que si este se sometiera a un tribunal “mocha manos”, que tanto promueve en su campaña, “ya estaría manco”.

El denunciante urgió en la víspera al Congreso local, para que sancione al gobernador con licencia, después que el TRIFE confirmó que recabó firmas, con un esquema de financiamiento ilegal tipo triangulación, para su campaña independiente a la Presidencia.

Recordó que la sentencia del Tribunal Federal Electoral también fue en contra del mandatario interino nuevoleonés, Manuel González.

Destacó que están implicados 575 funcionarios de diversos rangos del Gobierno estatal, debido a que recabaron firmas para Jaime Rodríguez, en horario laboral y utilizaron recursos públicos para ello.

Aseguró que las sanciones a los indiciados deberá imponerlas el Congreso de la entidad, por orden del TRIFE, de acuerdo con la sentencia emitida.

Puntualizó que estas acciones son al margen de las pesquisas que realiza el SAT, PGR y Fepade, en contra del gobernador con licencia, luego de que el INE dio vista de los hechos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.