Ciudad de México.- Una sala penal de la Ciudad de México ratificó la sentencia de nueve años y seis meses de prisión a Carlos Salomón Villuendas Adame, conductor del automóvil BMW que la madrugada del 31 de marzo de 2017 chocó en Paseo de la Reforma causando la muerte de cuatro personas.

De acuerdo con la sentencia dictada ayer por el Magistrado Maurilio Domínguez Cruz, titular de la Novena Sala, se mantuvo también la medida de prisión preventiva en contra de Villuendas Adame, misma que deberá pasar en el lugar que indique el Juez de Ejecución de Sanciones Penales.

Esta resolución inscrita en la Toca Penal C-SA-16/2018 deriva de la apelación que promovieron tanto Villuendas Adame como la defensa de las víctimas contra la sentencia que, en enero pasado, dictó un Tribunal de Enjuiciamiento, integrado por los magistrados Belem Bolaños, Gerardo Ríos e Ismael Alcántara.

Para Villuendas Adame la sentencia fue excesiva, pues se trató de un evento culposo, mientras que para la defensa de las víctimas fue benévola pues consideraron que la pena justa era de al menos de 20 años de prisión debido a las agravantes de que el imputado.

El 25 de enero pasado, el tribunal de enjuiciamiento de la Sala 1 del Reclusorio Norte fijó una indemnización de un millón 414 mil 380 pesos, también por reparación de daño moral y apoyo económico tratamientos psicológicos para los familiares de las tres víctimas que determinaron denunciarlo y seguir este proceso penal. Deudos de la cuarta víctima le otorgaron el perdón.

En una audiencia que se prolongó por más de cinco horas y que tuvo un receso de más de una hora, los tres magistrados del Tribunal Superior de Justicia capitalino evaluaron los gastos funerarios, así como la afectación psicológica y emocional de las víctimas que fueron planteadas por el Ministerio Público y ratificadas por representantes de las funerarias y peritos en psicología.

Fue así que a cada víctima se le fijó una reparación económica de 377 mil 450 pesos, únicamente por reparación del daño, sin embargo, los montos adicionales por daño psicológico y gastos funerarios cambiaron en cada uno de los casos.

“Finalmente el parámetro para el juez era de seis años a 20 años como mínima y máxima, la Fiscalía había pedido la máxima y finalmente son tres años por cada uno de los que perdieron la vida… El Tribunal va a conocer de la apelación que va a presentar el defensor y nosotros vamos a pedir el aumento de la sanción”, expuso en ese momento Estibaliz de Sáenz de Cámara Olano, abogada la familia de Carlos Roberto Martínez

Leave a Reply

Your email address will not be published.