En el marco del Día Mundial del Donante de Sangre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora trabaja por tener una Reserva Probada de sangre para atender la demanda de los derechohabientes en todos sus Hospitales y Unidades de Medicina Familiar (UMF) que superan las 150 unidades.

 

El médico responsable del Banco de Sangre del Hospital General de Zona (HGZ) No.2 en Hermosillo, José Luis Navarro Henze, informó que se trata del Banco que más donadores atiende por mes en Sonora y eso les ayuda a mantener la reserva que incluye 12 unidades de sangre tipo O, además de 7 tipo A, 5 tipo B y un par del tipo AB.

 

“Es muy importante que la gente sepa, primero, que necesitamos ayudar a quien lo necesita y quien lo necesita es una persona que tiene una enfermedad, que requiere sangre, que va a ser intervenida quirúrgicamente y que por lo mismo existe la posibilidad de que la llegue a necesitar”, dijo.

 

Refirió que el proceso para donar sangre dura hasta cinco horas ya que involucra una serie de pasos de seguridad y aseveró que ahí se reciben hasta 57 donadores diarios, mientras que en comparación con un hospital privado la cifra apenas alcanza las 5 personas diarias.

 

“La gente debe de comprender que es un proceso de riesgo y que hacemos grandes esfuerzos para limitar el daño que se pudiera ocasionar con la sangre y por eso hay que realizar una serie de evaluaciones que consumen tiempo”, explicó que la donación puede ser entre personas de 18 a 65 años de edad con un índice de masa corporal que no exceda los 39 puntos, sin importar que, en el caso de las mujeres, se encuentren en su periodo de menstruación.

 

 

Explicó que el Banco de Sangre del Hospital cuenta con Reserva Probada y tiene la capacidad de surtirle al HGZ No. 14 de Hermosillo, Hospital de Ginecopediatría, la Unidad de Medicina Familiar No. 6 de Miguel Alemán, el HGZ No. 4 en Guaymas, HGZ No. 8 de Caborca y la Unidad de Medicina de Alta Especial (UMAE) en Ciudad Obregón que recibe hasta 150 unidades cada mes para operaciones de alta especialidad.

 

Recordó que la sangre, una vez fuera del organismo, tiene una vigencia de 35 días, mientras que en el caso de las plaquetas el periodo es de apenas 5 días, por lo que se necesita de un gran número de donadores, siempre evitando pagar por esa donación, ya que existen personas que ofrecen sus servicios e incurren en un delito, ya que por ley la sangre no se puede vender, además que son considerados de peligro por la posibilidad de presentar infecciones.

 

“El 55% de la población es de tipo O positivo, ese es el donador considerado universal, pero más es el O negativo y de ellos apenas se alcanza el 14% de la población y por desgracia muchas veces los pacientes que requieren de ese tipo de sangre se ven afectados ya que no existe suficiente en los bancos de sangre”, declaró.

 

Por último, destacó que después sigue el tipo A positivo en un 42% y el A negativo representa el 7%, para dejar las restantes como B+, B-, AB+ y AB- que al final son los más beneficiados al poder recibir sangre de todo tipo, mientras que el tipo O sufre ante la carencia debido a la alta demanda que hay en donaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.