Hermosillo, Sonora, junio 01 de 2018.- En la temporada de calor, las deshidrataciones y enfermedades diarreicas son muy frecuentes en menores, por ello es importante que los padres estén atentos de la salud de sus hijos y evitar padecimientos severos.

Miguel Ángel Martínez Medina, médico pediatra del Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES), señaló que se debe estar atento si se presentan más de tres evacuaciones cada ocho horas, ya que podría ser indicio de enfermedad diarreica, la cual puede provocar deshidratación y si no se da el tratamiento necesario puede agravarse la situación.

“Un niño con diarrea que vive en clima caluroso pierde más agua por la temperatura elevada y si a esto le agregamos la pérdida de agua por diarrea, vómito y falta de apetito, propicia una complicación muy frecuente que es la deshidratación”, explicó el especialista.

Agregó que con las elevadas temperaturas los alimentos tienden a perderse con más facilidad, por lo cual, dijo, su manejo en casa debe ser con más cuidado; al comer en la vía pública se debe cerciorar que tenga buena higiene, pues un mal manejo puede causar diarrea e infecciones del intestino y tubo digestivo.

“Tenemos efectos nocivos, sobre todo cuando no tenemos un manejo adecuado de los alimentos, la temperatura favorece que las bacterias proliferen en el alimento que se va a consumir y esa gran cantidad de bacilos y bacterias son las que hacen los efectos nocivos en el organismo”, comentó.

Martínez Medina señaló que al primer dato de diarrea con evacuaciones acuosas y numerosas, los padres deben empezar a suministrar a sus hijos Vida Suero Oral para evitar que se empiece a deshidratar y llevarlo de inmediato a su centro de salud más cercano.

“Se debe acudir inmediatamente con el menor al centro de salud; la diarrea es un indicador para acudir con el médico para que se valore el estado general del niño y se diagnostique de forma temprana los datos de deshidratación”, subrayó.

El médico reiteró que la deshidratación puede dar pie a otras complicaciones, por lo que recomendó evitar la exposición prolongada al sol, no hacer ejercicio ni actividades durante las horas pico, usar protección solar y llevar un lavado correcto de manos, después de ir al baño y antes de consumir alimentos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.