Ciudad de México.- Tras críticas de representantes de la Iniciativa Privada a altos índices de inseguridad y violencia, la Secretaría de Gobernación reconoció que en 2017 hubo un crecimiento inusitado en delitos de alto impacto en diversas regiones, aunque aseveró que no ha sido omisa ante ese fenómeno.

“El Gobierno federal no ha sido omiso y ha tomado diversas medidas tales como la implementación del operativo Escudo-Titán, a fin de mejorar los niveles de coordinación”, afirmó la dependencia.

En un pronunciamiento, la Segob argumentó que ese repunte se dio luego de una tendencia positiva en los primeros años de la Administración federal en torno a la disminución de “diversos” delitos cometidos particularmente de manera violenta.

Indicó que las causas de ese “crecimiento inusitado” son variadas, pero en mucho se explican por la diversificación de las actividades delincuenciales de organizaciones dedicadas en principio al comercio de drogas y la extracción ilegal de combustibles.

“De la misma forma incide la participación, en algunos casos forzada o inducida, de miembros de diversas comunidades que han sido utilizados para generar barreras que obstaculizan la acción policiaca en la detención de personas que cometen ilícitos como el robo a transporte en carreteras y a trenes de carga.

“Lo anterior, generado en un contexto de debilitamiento de algunas estructuras institucionales en distintos niveles de gobierno, sean municipales, estatales o incluso federal”, apuntó.

En días recientes, organismos como la Coparmex han subrayado la urgencia de iniciar una reforma en seguridad pública antes de que termine el Gobierno de Enrique Peña Nieto por el repunte de la violencia y los delitos.

La Coparmex refirió que tan sólo el mes pasado hubo un promedio de 90 asesinatos diarios, 25 por ciento más que en 2017; en tanto, el robo de combustible creció 34 por ciento en marzo, el mayor nivel desde que se tiene registro de este delito.

Gobernación criticó que frente a este panorama el Congreso de la Unión y la Suprema Corte de Justicia la Nación no han resuelto temas fundamentales en materia de estructura orgánica de Policía ni sobre los límites en la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad.

La dependencia que encabeza Alfonso Navarrete Prida destacó que en el marco de Escudo-Titán, iniciado el pasado 29 de enero, han sido detenidas mil 784 personas vinculadas con delitos de alto impacto como homicidio y secuestro.

Informó que también se han cumplimentado 727 órdenes de aprehensión y reaprehensión en los denominados municipios objetivo del operativo, entre los que se encuentran La Paz y Los Cabos, Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua, así como Tecomán, Colima y Manzanillo, en Colima.

Leave a Reply

Your email address will not be published.