Hermosillo, Sonora; Mayo 28 de 2018.-  “Mi primera vez en Hermosillo me la llevo en el corazón”, fue la última frase del concierto del cantante Luis Enrique después de hacer bailar a miles de asistentes al concierto que ofreció la noche de este domingo en la Plaza Alonso Vidal, dentro de las actividades del Festival Internacional del Pitic 2018.

El compositor y cantante originario de Nicaragua, Luis Enrique Mejía López, acompañado de su banda abrió el concierto con el tema Así es la Vida y activó el entusiasmo de quienes desde temprano lo esperaban, entre ellos la Presidenta Municipal, Angelina Muñoz Fernández.

El conocido como el Príncipe de la Salsa llevó a los presentes por un paseo musical salpicado con reflexiones contra la guerra y a favor de la libertad en su país.

Entre el público se hicieron notar miembros de la comunidad cubana en Hermosillo y ciudadanos de países de Latinoamérica, entre éstos Nicaragua, quienes obsequiaron al artista una bandera y éste culminó su presentación con los hombros cubiertos con ella.

Al grito de “Hermosillo, yo vengo a cantar contigo” y “Dicen que la gente de Hermosillo sí que goza”, el salsero levantó los ánimos en la última parte del concierto, durante la cual aprovechó para presentar a sus músicos, a quienes describió como muestras del gran talento de los latinoamericanos.

La presentación de Luis Enrique coronó el variado programa de actividades del Festival Internacional del Pitic 2018. Poco antes, la compañía de teatro Caja Negra presentó en el Teatro Emiliana de Zubeldía la obra Un Hombre, Una mujer y Un perro, que dirige Ignacio Flores de la Lama.

Desde una hora antes de la puesta en escena, personas interesadas en asistir hicieron fila para asegurarse un asiento y disfrutar las actuaciones de Roberto Sosa, Daniela Zavala y Jorge Zárate.

Los tres se encargaron se hacer pasar una hora y media muy divertida al público y al mismo invitarlo a la reflexión de un tema serio como es la soledad.

“Un hombre, una mujer y un perro” es una comedia de humor negro escrita por la alemana Sibylle Berg en donde un can de la calle, muy inteligente y con mucho sentido del humor, interpretado por Roberto Sosa, narra los problemas existenciales de una pareja a lo largo de un año de sus vidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.