Chihuahua.- Elementos del Ejército Mexicano y de la Fiscalía del Estado llegaron ayer a las inmediaciones de la Mina Dolores en el municipio de Madera, para trasladar vía aérea a cientos de trabajadores de manera segura fuera de la zona, informó el director de Minería de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico, José Rafael Jabalera Batista.

Lo anterior se presentó luego de que la empresa decidiera suspender hasta nuevo aviso los trabajos en el área de minado, el sitio donde se extrae la roca y el mineral, en lo cual se ocupa al mayor número de personas, debido a que se va a revisar la situación de seguridad y equipo, luego de que en días pasados sus contratistas de vigilancia y del comedor sufrieran atentados en uno de los caminos que lleva a ese punto.

“La información que se tiene –subrayó el funcionario— es que a la gente que sufrió atentados se le pudo dar atención médica y salieron adelante”.

Trabajadores de la mina entrevistados la noche del jueves pasado indicaron a El Diario que el cierre será paulatino y conforme se vayan cancelando operaciones por departamento, por lo que el personal del corporativo reunió al primer bloque de empleados para terminar la relación laboral mientras a otro grupo ya se le notificó que seguirán hasta la siguiente catorcena.

De acuerdo con los datos de la empresa, actualmente tenían contratados a mil 100 trabajadores en la Mina Dolores, productora de oro y plata.

Los empleados consultados dijeron que en resumen, los directivos les expusieron que las operaciones están ‘estranguladas’ ya que “el desplazamiento de camiones es cada vez más complejo con tantos narco-retenes y entre un bando y el otro, enfrentándose y sin policías ni militares que intervengan, quedamos en medio del fuego cruzado aparte de que los contratistas que nos traen la comida o están encargados de la vigilancia en el campamento ya ni pueden pasar”.

Escenario que desconocen las autoridades, ya que según explicó Jabalera Batista, el corporativo propietario de la Mina Dolores, Pan American Silver no había emitido hasta ayer un comunicado o postura oficial en torno a la decisión de suspender los trabajos de la operación, ni ha tenido acercamiento alguno con el Gobierno del Estado.

Por ello, el funcionario dijo que desconoce oficialmente si el paro de labores en el área mencionada será el único o continuará con otros departamentos y por cuánto tiempo, pero hasta donde se sabe, no se paralizará por completo la operación, al menos no de un día para otro, ya que los trabajos no se pueden detener de manera tajante, por lo que todavía se tendrá gente a cargo de diversos procesos productivos.

En realidad, añadió el director de Minería, la compañía avisó a los trabajadores que los iban a retirar asistidos por elementos de la Fiscalía y del Ejército, para trasladarlos de manera segura a otras partes de la entidad, precisamente porque las situaciones de riesgo se han presentado en el trayecto o los caminos de terracería hacia Ciudad Madera y algunas comunidades, no directamente en el campamento minero y la zona de producción.

Según José Rafael Jabalera, “en términos prácticos, salen a un descanso forzado y no se les despide en este momento, sin embargo, esperamos tener un acercamiento con los representantes de Pan American Silver para conocer sus planes y saber en qué se le puede apoyar”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.