24 de mayo de 2018.- A raíz de la aprobación en la Cámara de Diputados de la propuesta legislativa de eliminar la figura jurídica del fuero para todos los servidores públicos, incluyendo al Presidente de la República, el Instituto Nacional de Ciencias Penales llevo a cabo el pasado 23 de mayo la mesa de debate “¿Fuera Fuero?. Ventajas y desventajas de su eliminación”, en la que participaron el ex Procurador y ex Ministro de la SCJN, Diego Valadés, el académico del CIDE, José Roldán Xopa, así como el Diputado federal Jorge Álvarez Máynez.

“La propuesta de eliminación del fuero tiene un alto contenido demagógico, pues prescindir de la inmunidad procesal puede causar otras patologías en la democracia. No conozco ningún sistema en el que no haya inmunidad procesal para los jefes de gobierno y los jefes de Estado”, advirtió Diego Valadés.

El principal problema, dijo, sería la posible crisis de ingobernabilidad que se generaría al exponer la figura del Presidente a demandas que tendrían un peso político o tintes de venganza, lo cual provocaría que se viera sistemáticamente presionado.

“Los Presidentes no pueden tener ese nivel de vulnerabilidad, ya que estamos en un ambiente de crispación política y en esas condiciones el más afectado sería el ciudadano, que al tener a un titular del ejecutivo acosado por demandas y señalamientos penales, perdería su derecho a un buen gobierno”, sostuvo.

No obstante, el Diputado Jorge Álvarez Máynez considera que la eliminación del fuero es necesaria, porque fue creado en circunstancias históricas diferentes a la de la actualidad y mantenerlo impacta, a la baja, en la legitimidad que tienen las instituciones del país.

“La discusión en torno al fuero debería estar enmarcada en si tenemos una inmunidad procesal amplia o una acotada. Nosotros buscamos esta última al haber impulsado la reforma. El fuero es un símbolo de privilegio y de impunidad que no ayuda a calmar el malestar de la ciudadanía o a legitimar las instituciones”, declaró Álvarez.

En contraste, el académico del CIDE, José Roldán Xopa coincidió con Diego Valadés y enfatizó que los planteamientos de la iniciativa legislativa aprobada recientemente por la Cámara de Diputados no son los más convenientes para el país y, de hecho, pueden crear más problemas de los que se pretenden resolver.

“El dictamen no elimina el fuero, solamente lo rediseña. Debemos preguntarnos si el nuevo diseño constitucional debe ser igual para el Presidente, un Ministro o un Secretario de Estado, al tiempo de diferenciar el tipo de delitos”, atajó el especialista del CIDE.

Sin embargo y de acuerdo con el Diputado Álvarez quien citó un estudio del CIDE elaborado por María Amparo Casar, el fuero es una prerrogativa que se transforma en privilegio y que no tiene explicación sustentada en la evidencia.

“Cando hay instituciones sólidas y garantías en democracias acabadas el fuero es innecesario porque no hay un gobernante despótico que arremeta contra opositores, mientras que en democracias precarias, el fuero no limita la persecución política y en cambio sí genera desprestigio ante la ciudadanía”, argumentó el legislador.

En otro orden de ideas y a manera de cierre, Diego Valadés, propuso dos modificaciones al proyecto legislativo que se analiza en la Cámara de Senadores, tras haber superado la cámara baja: excluir al Presidente de la República del nuevo sistema que se plantea e identificar instrumentos dinámicos para que la inmunidad que actualmente existe no sea tan burocrática como lo es y por el contrario complemente los controles políticos a implementarse en México.

Leave a Reply

Your email address will not be published.