WASHINGTON.- El Gobierno del presidente Donald Trump lanzó una investigación de seguridad nacional sobre las importaciones de automóviles y camiones que podría llevar a la imposición de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos, similares a los que aplicó en marzo al acero y al aluminio.

El Departamento de Comercio dijo que las pesquisas bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio de 1962 se centrarían en si las importaciones de vehículos y partes están amenazando a la salud de la industria y la capacidad para investigar y desarrollar nuevas tecnologías avanzadas.

“Hay evidencia que sugiere que, durante décadas, las importaciones del extranjero han socavado a nuestra industria automotriz local”, dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un comunicado, prometiendo una “investigación detalladas, justa y transparente”.

La medida abre un nuevo frente en la agencia comercial “Estados Unidos primero”, con la que busca recuperar empleos del sector manufacturero que se han perdido frente a competidores extranjeros.

Además de los aranceles de un 25% al acero y un 10% al aluminio, el Gobierno ha amenazado con imponer gravámenes al comercio de bienes por 50 mil millones de dólares con China, debido a quejas sobre propiedad intelectual.

Washington también intenta renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para fomentar la producción automotriz en Estados Unidos.

El Departamento de Comercio dijo que la investigación determinará si la producción doméstica perdida ha debilitado a la “economía interna” de Estados Unidos y su capacidad para desarrollar sistemas conectados de vehículos, automóviles autónomos, celdas de combustible, motores eléctricos y baterías, y procesos avanzados de manufactura.

 

En otro comunicado, el presidente Donald Trump dijo: “Industrias centrales como la automotriz y las partes de automóviles son claves para nuestra fortaleza como nación”.

Donald J. Trump@realDonaldTrump

There will be big news coming soon for our great American Autoworkers. After many decades of losing your jobs to other countries, you have waited long enough!

el anuncio que la medida busca presionar a Canadá y México para que realicen concesiones en las negociaciones para modernizar el TLCAN, que se han extendido en parte debido a las provisiones sobre autos, así como presionar a Japón y la Unión Europea, que también exportan gran cantidad de vehículos a Estados Unidos.

En una reunión con fabricantes de autos en la Casa Blanca el 11 de mayo, Trump dijo que planeaba imponer aranceles del 20 o 25% sobre algunos vehículos importados, dijeron fuentes a Reuters, y criticó específicamente a las automotrices alemanas por importar gran cantidad de autos a Estados Unidos.

Estados Unidos importó 8.3 millones de vehículos en 2017 con un valor de 192 mil millones de dólares, incluidos 2.4 millones desde México, 1.8 millones desde Canadá, 1.7 millones desde Japón, 930 mil desde Corea del Sur y 500 mil desde Alemania, según estadísticas del Gobierno estadounidense.

En tanto, Estados Unidos exportó casi 2 millones de vehículos a todo el mundo con un valor de 57 mil millones de dólares.

Cuando se le preguntó si la medida afectaría a México y Canadá, una fuente mexicana cercana a las negociaciones del TLCAN dijo: “Esa probablemente será la próxima batalla”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.