Ciudad de México.- Pese a que enfrentó una vinculación a proceso inminente, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa destacó en su audiencia del pasado miércoles en el Reclusorio Norte por ser reprendido por el juez ante una actitud “inquieta”.

El expriista ignoraba a los fiscales mientras hablaba con sus abogados, hasta ser reprendido por el juez.

Júpiter López Ruiz, juez encargado del caso luego de que Duarte consiguiera un amparo para evitar su traslado ante un tribunal en Veracruz, reprendió a los abogados de Duarte encabezados por Ricardo Reyes Retana y al mismo exgobernador, luego de que la audiencia se prolongó por casi tres horas.

Fueron varias las veces que el exgobernador se movía en la silla, en que hacía anotaciones en un papel, o en el que se volteaba a hablar con sus abogados aun cuando los fiscales capitalinos le estaban hablando de las nuevas imputaciones.

En al menos seis ocasiones el juzgador frenó la respuesta a preguntas que el exgobernador y sus abogados intentaron planear.

Duarte, intentó interrumpir a los fiscales. El juez lo volvió a reprender: “le voy a pedir que ya no interrumpa al Ministerio Público. Cuando usted habla nadie lo hace, aténgase a lo mismo”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.