Ciudad de México.- Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, reconoció que llevará tiempo lograr resultados positivos en materia de seguridad, pero prometió recuperar la paz con una nueva estrategia.

Acompañado por dos ex candidatos a la gubernatura del Estado de México –la panista Josefina Vázquez Mota y del perredista Juan Zepeda–, responsabilizó a los gobiernos del PRI del desastre de violencia que registra el municipio de Ecatepec.

“Sí se puede (mejorar la seguridad). Con la estrategia correcta, invirtiendo los recursos, atendiendo las causas más profundas, y por supuesto, con Policías confiables, bien pagadas, del lado de la gente, vamos a recuperar la paz y la seguridad. Ecatepec volverá a vivir en paz”, prometió en el mitin realizado en la plaza cívica del Municipio.

En este municipio mexiquense asolado por grupos de la delincuencia organizada y con un alto número de feminicidios, el panista aseguró que, de ganar los comicios de julio, habrá resultados de esa nueva estrategia.
“Se los garantizo, vamos a recuperar la paz y la tranquilidad que se ha perdido en nuestro País.

“No estoy diciendo que va a ser fácil, pero estoy convencido que lo vamos a lograr”, expresó.

Para atacar las causas de la inseguridad, Anaya consideró que se debe desplegar un programa de prevención.

“Tiene que haber oportunidades de trabajo, empleo, especialmente para los más jóvenes”, indicó.

Además, dijo, se debe atacar el problema de la inseguridad con mayor inteligencia y mejor tecnología para dar resultados.

Ante una mayoría de militantes del PRD, sostuvo que, al igual que el Gobierno federal, en Ecatepec el tricolor no va por el camino correcto.

“Hay más corrupción que nunca y cuando preguntamos que por qué no se resuelven los problemas que sufrimos todos los días, la respuesta es que no hay presupuesto.

“¿Saben por qué no hay dinero?, porque estos sinvergüenzas se lo roban, por eso, que se oiga fuerte en Ecatepec, sus días están contados, les vamos a ganar las elecciones y a los del PRI les vamos a decir, fuera, fuera”, arremetió.

Tras afirmar que tampoco se le puede creer a los priistas cuando dicen que ahora sí se va a acabar la corrupción, adelantó que en su Administración se acabará el pretexto de que no hay presupuesto porque recortará los gastos superfluos.

“No hay dinero porque se lo roban, pero eso se va a acabar. Vamos a cuidar el dinero de la gente.

“Ahí están los gastos en las camionetotas, en los celulares, en las comidas de los funcionarios públicos, en sus gastos de representación, en la burocracia”, señaló.

Al finalizar el acto de campaña, Anaya fue despedido con la notas del “Son de la Negra”, rodeado de dirigentes perredistas mexiquenses.

Leave a Reply

Your email address will not be published.