Ciudad de México.- El candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, dirigió una carta a la opinión pública para deslindarse de los señalamientos que lo involucran en una operación de lavado de dinero derivados de la compra de un terreno en Querétaro.

“Los mexicanos pueden estar seguros de que no cometí ningún delito y deben saber que mi expediente está limpio y que mi conciencia está tranquila”, sostiene el panista queretano al final del documento que presenta un listado de las operaciones de compra del terreno.

“La compra del terreno, la construcción de la nave industrial y su posterior venta, están respaldados por la documentación que la ley existe. Esta documentación ha sido del conocimiento de las autoridades respectivas desde el momento que se realizaron las operaciones hace ya año y medio”, sostuvo.

Anaya dice que se le acusa de haber comprado un terreno con valor de 10 millones de pesos y de haberlo vendido en 54 millones de pesos, de lo que resulta, según ellos, una ganancia exorbitante de 44 millones de pesos.

“Esta acusación es falsa y dolosa, uno fue el precio pagado por el terreno, otro el monto de la construcción de la nave industrial y, finalmente, el precio de venta de lo ya construido”, alegó en su defensa.

El candidato presidencial retó a las autoridades a escudriñar cuanto quieran la información que decidió hacer pública.

El escándalo se inició el 20 de febrero, cuando el abogado Adrián Xamán McGregor acusó a Anaya de lavado de dinero y aseguró que sus clientes -a quienes identificó como Alberto “N” y Daniel “N”–, involucrados en estos hechos, han sido hostigados.

El litigante señaló que sus defendidos fueron contratados por Manuel Barreiro Castañeda, amigo de Anaya y empresario de Querétaro entre 2016 y 2017, para realizar una operación que le hiciera llegar recursos económicos al panista mediante empresas fantasmas.

En su carta, Anaya explicó que el terreno de marras fue adquirido por la empresa JUNI SERRA, S. DE R.L. DE C.V, de la cual son propietarios él y su esposa. Por haber sido la operación en dólares, su precio nominal inicial fue de $11,918,019.41 (incluido el IVA); y por la cotización variable del dólar y el tiempo transcurrido, el precio de adquisición final ascendió a 15,302,949.73 (incluido el IVA)”.

El candidato señala que a la inversión para la compra del terreno se “le acusa de ser ilícita e inexplicable (por $11,918,019.41) y la posterior construcción de la nave industrial (por $18,295,680.40), que suman la cantidad de $33,598,630.13.

“Esta acusación también es falsa y dolosa”, sostiene, y alega en su defensa:

a) JUNI SERRA, S. DE R.L. DE C.V. nunca hizo inversión con recursos propios por la suma de $33,598,630.13.

b) JUNI SERRA, S. DE R.L. DE C.V. hizo un pago inicial de $3,160,086.21 por la compra del terreno, quedando a deber el resto (nominalmente por $8,553,101.46) en 17 mensualidades; al subir el valor del dólar, el monto ascendió a $12,142,862.90. (Ver aquí). JUNI SERRA, S. DE R.L. DE C.V. cubrió 11 mensualidades y el saldo final lo pagó con el producto de la venta de la nave industrial.

c) El costo de la construcción ascendió a $18,295,680.40, incluyendo gastos indirectos.

d) Al sumar el pago inicial a cuenta del precio del terreno, las mensualidades cubiertas por la compradora, el saldo del precio del terreno y la construcción de la nave, el monto total asciende a $33,598,630.10.

e) Si el costo total de terreno y la construcción ascendió a $33,598,630.10 y la venta fue de $53,786,131.52 (incluido el IVA)(Ver aquí), existe una diferencia de $20,187,501.50 (incluido el IVA); sin embargo, a esta última suma debe restarse el Impuesto Sobre la Renta, que en este caso fue de $5,824,183. (Ver aquí). Además, también deben restarse los pagos correspondientes al IVA.

¿De dónde obtuvo JUNI SERRA, S. DE R.L. DE C.V. la suma de $33,598,630.10 realmente invertida, una parte para el enganche del precio del terreno y otra para el pago de la construcción de la nave? De los siguientes ingresos y créditos:

a) Ingresos

1. $7,430,000.00 de la señora Carolina Martínez (mi esposa) y míos.
2. $2,500,000.00 del señor Donino Martínez (mi suegro).
3. $3,910,000.00 de CINTLA SA de CV (empresa de nuestra propiedad) a capital.
4. $1,590,000.00 de CINTLA SA de CV a préstamo.
5. $2,000,000.00 de utilidades de años anteriores.

b) Créditos

1. $5,570,000.00 (a tasa CAT 21.5% más IVA) de BANAMEX (Ver aquí).
2. $8,241,256.25 saldo del precio del terreno.
3. $2,377,873.08 del constructor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.