El embarazo en adolescentes es considerado de alto riesgo, advierte el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, debido a que el organismo de la menor no se encuentra completamente desarrollado, generando algunos padecimientos durante el periodo de gestación.

 

El coordinador clínico de la jefatura de Ginecología y Obstetricia del Hospital General Regional No.1, Israel Hernández Laurrabaquio, describió que entre las principales complicaciones se encuentran la placenta previa, anemia grave y mayor dificultad durante el trabajo de parto.  

 

“Cuando hablamos de adolescentes se pueden presentar también, con mayor probabilidad pre eclampsia, se incrementa el riesgo de un parto prematuro, por lo tanto, el recién nacido tendrá un peso bajo, sin  dejar de mencionar que durante el embarazo puede presentar el feto muerte intrauterina, o bien, una restricción del crecimiento”, puntualizó.

 

Agregó que en la etapa gestacional se les brinda atención médica especial porque requieren de una mayor y estrecha vigilancia en el control prenatal, con el fin de contribuir en el buen término del embarazo.

 

El galeno destacó que una mujer adolescente reincide en el embarazo, por lo regular y en su mayoría, dos años después, es por ello que el Seguro Social continua promoviendo los diversos métodos de Planificación con el objetivo de concientizar a quienes ya iniciaron su vida sexual a temprana edad.

 

El aspecto psicológico de las futuras madres adolescentes se ve afectado debido a que se encuentra en una etapa de inmadurez, llegando a sentir vergüenza, sufriendo problemas de adaptación o falta de apoyo emocional, ya que por lo general no tiene pareja o la relación con el progenitor no se ha consolidado.

 

El académico se ve afectado al tener que dejar la escuela, que conlleva generalmente una mala situación económica en el futuro, afectando también al bienestar de los hijos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.