Sao Paulo, Brasil.- Un grupo de sacerdotes católicos fueron detenidos y acusados por fraude por más de 600 mil dólares, 27 mil de ellos estaban escondidos en una pared y eran parte de las donaciones a la Iglesia, honorarios de funerales y bodas.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Formosa, en Brasil. El obispo José “N”, junto con otros ocho clérigos, fueron arrestados por las autoridades esta semana cuando descubrieron la malversación de los 2 millones de reales (600 mil dólares), de los fondos de la iglesia.

LO TENÍAN DETRÁS DE UNA PARED FALSA

Un cateo por parte de la Policía en una de las casas de los párrocos permitieron encontrar una pared falsa donde encontraron unos 27 mil dólares en bolsas de plástico escondidas en un compartimiento secreto.

Al parecer, ese monto fue robado en un periodo de tres años gracias a los diezmos, honorarios, eventos para recaudar fondos y donaciones en las ceremonias como bautizos y bodas.

De acuerdo con Daily Mail, los fiscales del estado, el obispo que fue designado para la Diócesis de Formosa en 2014, es sospechoso de dirigir un plan que desvió fondos de las arcas de la iglesia.

Gracias a la intervención telefónica se descubrió la supuesta red de engaños con conversaciones que aparentemente revelaban cómo el grupo blanqueó el dinero comprando un rancho ganadero, una agencia de lotería, autos de lujo, joyas de oro y sofisticados teléfonos.

También se encontraron grandes cantidades de dinero en efectivo en moneda extranjera.

La fiscal del caso expresó que: “Hubo indicios de que el dinero se utilizó para gastos personales y que los automóviles de la diócesis de Formosa se usaron para fines privados”.

EVADÍAN IMPUESTOS

“En lugar de presentar facturas de impuestos y recibos de gastos con la cantidad correcta, supuestamente se produjeron documentos que decían que no había nada que declarar”, indicó la fiscal.

Durante la investigación también se descubrió evidencia de que los sacerdotes, involucrados en el plan, le pagaban al obispo un “subsidio de protección” mensual de entre 7 mil a 10 mil reales entre 2 mil 100 y 3 mil dólares para mantenerse en las parroquias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.