Estados Unidos.- La firma Cambridge Analytica asignó a varios trabajadores extranjeros la tarea de proporcionar estrategias de campaña y asesorar a candidatos republicanos en las elecciones de 2014, según revelaron tres ex trabajadores de la empresa de datos al periódico The Washington Post.

Los ex colaboradores aseguraron al diario estadounidense que la asignación de objetivos se llevó a cabo incluso cuando un abogado les advirtió a los ejecutivos que respetaran las leyes estadounidenses que limitan la participación extranjera en las elecciones.

El periódico señala que el esfuerzo fue diseñado para presentar a la compañía de reciente creación como una marca estadounidense que atraería a los clientes políticos de Estados Unidos, según el ex director de investigación de Cambridge Analytica Christopher Wylie.

Wylie, quien fungió recientemente como informante, proporcionó a The Washington Post documentos que describen un programa en diferentes estados para ayudar a republicanos a ganar elecciones con el uso de perfiles psicológicos diseñados para hacer llegar a los votantes mensajes personalizados.

Los documentos incluyen detalles no señalados previamente dentro del programa conocido como Proyecto Ripon, en la ciudad de Wisconsin, donde nació el Partido Republicano en 1854.

La legislación electoral de Estados Unidos establece que los ciudadanos extranjeros no deben participar directa o indirectamente en el proceso de toma de decisiones de una campaña política, aunque pueden jugar papeles menores.

Dichas restricciones fueron explicadas en un memorando de 10 páginas preparado en julio de 2014 por el abogado de Nueva York Laurence Levy, dirigido a los directores de Cambridge Analytica, incluidos la presidenta de la compañía Rebekah Mercer, el vicepresidente Stephen Bannon y el presidente ejecutivo Alexander Nix.

El memorándum explicaba que los ciudadanos extranjeros podían desempeñar papeles menores, por ejemplo, como funcionarios que manejaban datos, pero que no podían involucrarse en decisiones importantes de campaña o proporcionar análisis o estrategias de alto nivel.

Cambridge Analytica y la empresa SCL Group contaron con el apoyo de al menos 20 ciudadanos extranjeros (principalmente canadienses, británicos y europeos), los cuales se desplegaron por todo Estados Unidos durante 2014 para trabajar en campañas legislativas locales y del Congreso, señalaron los tres ex trabajadores de la firma británica al Post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.