Ciudad Juárez.- El Protocolo de Estambul ya fue aplicado a Alejandro Gutiérrez y, según reportes preliminares entregados al gobernador Javier Corral, el priista no sufrió torturas, como lo acusó su defensa.

El ejercicio fue aplicado a Gutiérrez en el Cereso Estatal 1, en Aquiles Serdán, por el doctor Hernán Reyes, integrante de Human Rights Center, de la Universidad de California, según informaron fuentes cercanas al caso.

Conforme la página de Human Right Center, Reyes fue coordinador médico de Salud en Prisiones para el Comité Internacional de la Cruz Roja desde 1984 hasta 2012, periodo en el que documentó la salud de la prisión, malos tratos, violaciones a derechos humanos y tortura en más de 45 países de todo el mundo.

Ayer, entrevistado al término de la entrega de equipamiento al Hospital de la Mujer, en Ciudad Juárez, Corral confirmó avances de que no hubo tortura.

“El dictamen así lo señala, pero me gustaría que fuera la Fiscalía la que informe de todo el proceso”, anotó.

Siempre dijimos, agregó, que el señalamiento era una treta del PRI, del candidato José Antonio Meade porque Gutiérrez “ni siquiera ha declarado”.

“Entonces ¿cuál tortura para conseguir cuál testimonio?”, insistió.

Acusado

» Alejandro Gutiérrez se encuentra preso en el Cereso estatal número 1, en Aquiles Serdán, Chihuahua, por dos procesos penales de presunto peculado agravado.

» El primero es por 250 millones de pesos, 246 de los cuales presuntamente se triangularon desde la Secretaría de Hacienda hacia la Administración del exgobernador priista César Duarte.

» El segundo proceso es por haber recibido, presuntamente en una empresa propiedad de él, un millón 740 mil por servicios que nunca prestó y se le dictó la medida cautelar de un año de prisión preventiva.

Leave a Reply

Your email address will not be published.