Funcionarios federales y estatales no han escapado a las tragedias aéreas.

Persiguen tragedias aéreas a funcionarios
Foto: Especial
Ciudad de México.- Funcionarios federales y estatales no han escapado a las tragedias aéreas.

Al menos entre 2001 y 2018 se registraron desplomes de aviones y helicópteros en el que murieron 61 personas entre Secretarios de Estado, Gobernadores, funcionarios de Gobierno, empresarios e incluso civiles, de acuerdo con un recuento.

En otros casos, los incidentes han quedado en sustos o en lesiones de las que se han recuperado.

La caída el pasado viernes del helicóptero militar en el que viajaban el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y el Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y que cobró la vida de 13 habitantes de Jamiltepec, terminó con una racha de más de seis años sin accidentes aéreos de Secretarios de Estado.

En el sexenio de Vicente Fox, el entonces Secretario de Seguridad Pública Federal, Ramón Martín Huerta, perdió la vida el 21 de septiembre de 2005, cuando el helicóptero en el que viaja se impactó contra un cerro por la falta de visibilidad causada por la neblina.

Junto con él fallecieron ocho personas más, entre ellas el General Tomás Valencia Ángeles, comisionado de la entonces PFP; Francisco Becerra, Oficial Mayor; el vocero Juan Antonio Martínez y un visitador de la CNDH.

Ellos se dirigían de Campo Marte al penal de Almoloya de Juárez, en un helicóptero Bell 412-EP, matrícula XC-PFI, pero se impactó antes, en el municipio mexiquense de Xonacatlán.

El siguiente percance ocurrió el 2 de noviembre 2008, ya en la Administración de Felipe Calderón, cuando la aeronave en la que viajaba el entonces Secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, se desplomó en la Ciudad de México.

En el Learjet 45, matrículas XC-VMC, que se estrelló en Lomas de Chapultepec cuando regresaban de San Luis Potosí, también viajaba el fiscal antidrogas José Luis Santiago Vasconcelos, y otras 7 personas, entre colaboradores de la Segob, pilotos y tripulación. La explosión del avión, atribuida a fallas de los pilotos, provocó también la muerte de siete personas en tierra.

Tres años después, el 11 de noviembre de 2011, el entonces Secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, tres de sus colaboradores y cuatro oficiales militares, murieron al caer el helicóptero en el que viajaban hacia Morelos.

El Eurocopter AS 332, matrícula XC-UHM, con antigüedad de 28 años, se estrelló en un cerro del poblado de Santa Catarina Ayotzingo, Municipio de Chalco, Estado de México, debido a condiciones de escasa visibilidad.

En cuanto a los incidentes a nivel estatal, destaca el caso en el que murió en 2005 quien fuera el Gobernador de Colima, Gustavo Alberto Vázquez Montes, y seis de sus colaboradores. La falta de mantenimiento de la aeronave israelí Westwind, modelo 1124, matrícula XC-COL, provocó que se estrellara en Michoacán.

En 2010, fallecieron el secretario de Obras Públicas de Coahuila, Horacio del Bosque Dávila, y el Alcalde de Piedras Negras, José Manuel Maldonado Maldonado, junto con seis personas más, entre funcionarios y empresarios, al estrellarse el avión en el que sobrevolaban áreas afectadas por inundaciones.

En ese entonces se argumentó que la aeronave volaba a poca altura, lo que pudo provocar que fallara en maniobra.

En agosto de 2015 resultó lesionado el entonces Gobernador de Chihuahua, César Duarte, al caer el helicóptero oficial de una altura de 5 metros. Duarte fue sometido a dos operaciones de la columna.

El noviembre de 2007, el helicóptero en el que viajaba el Gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, y miembros de su gabinete perdió fuerza al aterrizar y cayó de una altura de 25 metros en San Felipe del Agua. Ninguno de los tripulantes resultó lesionado.

En tanto, en diciembre de 2001, el entonces Gobernador de Puebla, Melquiades Morales, y 13 miembros de su comitiva alcanzaron a salir del helicóptero estatal cuando éste se estrelló e el despegue contra una vivienda en construcción en Santa Rita Tlahuapan.

Leave a Reply

Your email address will not be published.