Ciudad de México.- La defensa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, logró este miércoles dos victorias legales, además de exhibir a los cinco fiscales de la Procuraduría General de la República (PGR) que estuvieron en la audiencia de aproximadamente tres horas, por no contar con algunos datos solicitados por el juez.

En su crónica para XEU, el reportero de Animal Político, Arturo Ángel, narró que “lo que hubo fueron puras victorias de la defensa de Javier Duarte y ninguna de los fiscales quienes incluso volvieron a ser, por momentos, exhibidos por datos que no tenían a la mano o por solicitudes que eran improcedentes”.

La audiencia realizada en el reclusorio norte de la Ciudad de México, en donde se encuentra preso el exmandatario veracruzano desde su extradición de Guatemala, tenía como objeto tomar dos decisiones importantes en el proceso legal, en ambas se le concedió la razón a los abogados de Javier Duarte.

La PGR solicitó al juez avalar datos obtenidos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), sin embargo la defensa alegó que “ya estaban en el expediente y que lo que intentaba la Procuraduría era subsanar un error que tuvo al no haber pedido estos datos con una autorización judicial, como se tiene que hacerse de acuerdo con un criterio de la Corte”.

El juez decidió no avalar lo que solicitaba la PGR, ya que dijo, esas pruebas ya están en el expediente, y que será más adelante cuando se analice si se obtuvieron de forma legal o no.

La otra victoria que logró el ex gobernador de Veracruz es ampliar el plazo a seis meses más “porque el argumento de la defensa es que quieren hablar con unos testigos colaboradores que la PGR está usando en el caso y a los que la defensa tiene derecho a tener acceso y a entrevistarse con ellos”.

No obstante, es mismo plazo lo podrá aprovechar la PGR para continuar con las investigaciones, sin embargo la defensa de Javier Duarte podrá definir el tiempo, si utiliza los seis meses o un breve periodo, es decir, “tiene el sartén por el mango”.

A Javier Duarte se le notó serio, tranquilo, habló solo en cuatro ocasiones cuando el juez le preguntó si deseaba agregar algo, a lo que respondió que “no”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.