Hermosillo, Sonora; Septiembre 14 de 2017.- El Gobierno Municipal de Hermosillo está preparado para tomar las medidas que sean necesarias e impedir que estrategias de boicot afecten la prestación de un servicio tan importante para los ciudadanos como lo es la recolección de basura, afirmó Julio César Ulloa Girón.

El Secretario del Ayuntamiento habló de la medida de presión que ordenó el miércoles por la tarde el dirigente de los empleados sindicalizados de la Comuna Salvador Díaz Olguín, la cual consistió en impedir que una parte de los empleados operativos salieran a cubrir rutas después de las 16:00 horas.

Dicha medida obligó a un despliegue emergente cuyo objetivo fue cubrir casi la totalidad de los domicilios faltantes para que no faltara el servicio. El Secretario del Ayuntamiento ratificó esa será la respuesta si recurren a la misma estrategia.

“Yo quiero reconocer a esos trabajadores, tanto sindicalizados como de confianza, incluyendo a su coordinador Luis Fernando Pérez Pumarino, porque ellos casi terminaron las 35 rutas que estaban pendientes, al final faltaron 10 de cubrir”, destacó.

Ulloa Girón aclaró que hubo empleados sindicalizados que se presentaron a laborar normalmente desacatando la disposición de su dirigente sindical, e hizo notar que  se quedó sin sustento la versión de que la inasistencia era en respuesta a insuficiencia de unidades para el trabajo.

“El argumento de las fallas mecánicas se cayó, sí había unidades y salieron a trabajar”, comentó.

El Secretario del Ayuntamiento reconoció que el área de talleres informó de un considerable aumento en los reportes de averías en los carros en los últimos días, e hizo votos para que no se trate de descomposturas intencionales como parte de una estrategia de boicot contra el servicio de recolección y por lo tanto contra los hermosillenses.

Aprovechó para desmentir rumores acerca de que se pretende concesionar el servicio y atribuyó esa versión a una campaña para confundir a los propios empleados y a la opinión pública.

Anunció que de ser necesario se aplicarán de nueva cuenta operativos de recolección emergentes, y no se descarta la contratación de alguna empresa externa para que lo apoye, a fin de que a ningún ciudadano deje de prestársele el servicio en su hogar.

“No lo vamos a permitir, estamos preparándonos para cualquier decisión que el sindicato tome, y su líder”, remató.

Ulloa Girón expuso que el trato con la dirigencia gremial ha sido y continuará siendo de apertura, pero por la vía de la legalidad, el diálogo y el acuerdo.

A los trabajadores los conminó a cuidar su trabajo y asumir que el Gobierno Municipal está obligado a cuidar los recursos de los hermosillenses. “No vamos a permitir que un líder sindical, que Salvador Díaz quiera tener como rehén a los hermosillenses en aras de una posición política”, remató.

De acuerdo con información de la Coordinación de Servicios Públicos Municipales, una jornada de horas extras, como la que se dejó de trabajar el miércoles, significa para los recolectores un ingreso adicional al salario de alrededor de 700 pesos por día.

Leave a Reply

Your email address will not be published.