Ciudad de México.- Desde que se instauró la compra consolidada de medicamentos, de 2015 a la fecha, el Estado de México debe a la industria farmacéutica 500 millones de pesos.

Por su parte, Veracruz adeuda cerca de 400 millones de pesos.

“Nuevo León, Colima, Sonora, Sinaloa y Chiapas están en el top”, aseguraron fuentes de la industria.

Señalaron que, en total, el adeudo es de 6 mil 200 millones de pesos, de los cuales 60% corresponde a los estados.

Ante esa situación, representantes de la industria negocian con el IMSS que en las bases de la compra consolidada, que se publicarán entre el 30 y 31 de agosto, se incluya una cláusula de garantía que establezca que el proveedor deje de surtirle a una entidad con facturas vencidas de más de 30 días, y que se vuelva a resurtir cuando pague.

Actualmente, la industria debe abastecer incluso a los deudores, pues de no hacerlo se le multa con 2% del valor total del contrato firmado.

“Es más barato dejar de surtir aunque me multen. Lo malo es que tengo que seguir surtiendo y tengo que seguir aumentando la deuda”, aseguró la fuente.

Consultado al respecto, Guillermo Funes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, confirmó que hay adeudos estatales dentro de las consolidadas, aunque no detalló montos.

Indicó que la cláusula de seguridad que la industria negocia con el IMSS está en proceso.

Instituciones como el ISSSTE adeudan a la industria mil 313.2 millones de los 4 mil 587.5 facturados de enero a julio de 2017, monto que prevé cubrir en septiembre, reportó el instituto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.