Ciudad de México.- En el espacio en Radio Fórmula, Joaquín López-Dóriga entrevistó al vocero del Gobierno de la República y de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, quien habló sobre las supuestas filtraciones vertidas desde el día de ayer sobre la conversación sostenida el viernes pasado entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump, mismas que, de acuerdo con la agencia AP, el presidente de Estados Unidos atacó y amenazó a su homólogo mexicano con enviar tropas a nuestro país.

En la entrevista, Sánchez señaló que el presidente Peña Nieto indicó a todo el gabinete que la posición de México no cambia: todos los funcionarios deben seguir haciendo su trabajo y hacer las cosas como están acostumbrados a trabajar, pero también con una enorme firmeza para defender a México, a los mexicanos y a los intereses.

“Hay una postura clara del gobierno de la República: estamos conscientes que debemos ser cuidadosos, debemos hacer muy bien nuestro trabajo y hacerlo con responsabilidad”, indicó.

En tanto, sobre las presuntas filtraciones ocurridas el día de ayer tanto por la agencia The Associated Press como por CNN, señaló lo siguiente:

“Se han dicho muchas falsedades. Se dijo que durante la conversación sostenida con Trump, estuvo presente el subsecretario para América del Norte, Carlos Sada. Segundo, se dijo que el Dr. Videgaray había sostenido en Tapachula una reunión secreta con gente de la Casa Blanca, cuando todos vimos al canciller en Los Pinos en una reunión con los integrantes de la CONAGO. No se trata de filtraciones, sino también de información deliberadamente falsa, de información falsa con alguna intención. Nosotros tenemos la obligación de poner en claro lo que ocurrió y lo que no ocurrió”, refirió.

Respecto a las afirmaciones de la periodista Dolia Estévez, indicó que “solamente habían dos fuentes: el presidente de la República y el Dr. Videgaray, y ninguno de los dos tuvo contacto con la reportera. Fuera del presidente y el Dr. Videgaray, ningún otro funcionario ni otra persona estuvo fuera. Añadió que, en su calidad como vocero del gobierno federal y de la Presidencia de la República, Sánchez no fue consultado por Dolia Estévez para verificar dicha información.

En tanto, sobre la segunda versión de la llamada, por parte de la agencia The Associated Press, misma que acusó que Trump utilizó adjetivos deleznables sobre el Ejército Mexicano, el vocero señaló que el mandatario “fue muy claro: le dijo a Trump que la capacidad de los grupos de narcotraficantes en el país está siendo alimentada por la introducción ilegal de armas y dinero de Estados Unidos. El propio Trump lo admitió. Esto ha llevado a que las Fuerzas Armadas lleven una lucha contra los grupos militares, lo que ha costado la pérdida de muchos militares y marinos”, señaló.

Sobre la tercera filtración, obtenida por CNN, Sánchez señaló que “CNN sí se comunicó a mi oficina para verificar la autenticidad de la información. Ellos refieren, como dice su nota, que el presidente Trump amenazó a México con mandar tropas. Yo les hice saber la misma postura del gobierno federal y ellos lo colocaron en su nota”.

Indicó que en la conversación sostenida no se habló de ninguna amenaza o intromisión “En la conversación se habló de fortalecer la relación en ambos rubros. Eso es lo más importante”, señaló.

Por último, refirió que no cree que exista una grabación sobre la conversación sostenida entre Trump y Enrique Peña Nieto. “Yo no he tenido acceso a alguna grabación o transcripción (de la conversación) y no creo que exista alguna, pues se trató de una conversación entre dos Jefes de Estado. Era una conversación privada que merece tener todos los cuidados del mundo. Deben de saber que todos los que quieran una conversación privada, pueden tenerla.

En pregunta expresa sobre si Presidencia de la República tendría la grabación de la conversación, señaló que “no, no hay”.

“Ahorita está en juego la salud económica de miles de familias; está en juego que los migrantes están hoy expuestos a actitudes y maltratos que no se puede dejar de ver. Creo que hay cosas mucho más importantes y que requieren de la mesura y la prudencia y de un manejo adecuado de la Presidencia, pues pueden haber consecuencias graves”.

“En el gobierno tenemos muy claro lo que se juega aquí; sabemos el escenario que se nos presenta”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.