MONTERREY, NL.- El exgobernador Rodrigo Medina de la Cruz se declaró perseguido del actual mandatario de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, quien únicamente, dijo, busca meterlo a la cárcel para cumplir un compromiso que hizo en campaña y para responsabilizarlo de todos los males que hoy aquejan al estado.

Por ello, este miércoles presentará una denuncia penal en la Procuraduría General de la República (PGR) en contra del juez de control Miguel Ángel Eufracio, quien el 26 de enero pasado lo envió al penal del Topo Chico durante 19 horas, antes de que, a través de un amparo fuera ordenada su liberación, con el argumento de que fue violada la suspensión provisional, señaló el priista a Telediario.

Sin mencionar a “El Bronco” por su nombre, dijo que la actual administración le tiene preparada una serie de expedientes judiciales para imputarlo, buscando que se le encuentre responsable de haber cometido algún delito, con el interés de colocarlo tras las rejas.

“Tal pareciera que el objetivo es tener a Medina en juicio constantemente y encarcelarlo, no tanto haber encontrado indicios y perseguirlos, sino ir por él para meterlo a la cárcel. Y si no pegó en éste, a ver si pega en el otro, y total, de lo que se trata es seguir y seguir y seguir con el proceso porque es un compromiso que se tomó y que, finalmente, nosotros tenemos que seguir persiguiendo”, sostuvo Medina.

Señaló que aunque puede permanecer por meses y años “enredado” en estos líos legales por delitos que no ha cometido, es recomendable que el gobierno de Rodríguez Calderón se ocupe de remediar otros problemas prioritarios para el estado.

“Creo yo que hay cosas más importantes qué atender, como inseguridad, salud, obra pública. La gente de Nuevo León merece esa atención y no solamente estar únicamente volteando para atrás y echándole al de atrás la culpa de todos los males. Ahora resulta que todo lo que está mal es culpa del anterior. Eso es lo más fácil y es algo que no merece la gente del estado de Nuevo León”, dijo el ex mandatario.

En la conversación, lamentó que su esposa Gretta Salinas haya sido incluida en la investigación que a él se le sigue por enriquecimiento inexplicable, aunque dijo que juntos responderán a cualquier llamado de la autoridad.

“Somos respetuosos de la autoridad. El que nada debe nada teme. Vamos a acudir cuando esto suceda. Vamos a dar la cara y dar las explicaciones que tengamos que dar. Agradecemos las llamadas de apoyo que hemos recibido, más a ella, que le parece injusto, que se le hace un exceso involucrarla en esto”, señaló.

Medina de la Cruz dio a conocer que acudirá con sus abogados ante el Ministerio Público federal para denunciar la violación del amparo que lo tuvo en prisión, pues, según afirmó, no debió haber sido privado de la libertad por la decisión de Eufracio Rodríguez, ya que no había peligro de que se evadiera, como estimó el juzgador.

“Nos pareció muy grave el hecho de que se nos haya recluido en el penal del Topo Chico de manera ilegal e injusta, ya que teníamos una suspensión vigente y sobre todo porque hemos dado la cara en este proceso y hemos estado acudiendo a cuantas citas nos ha enviado la autoridad, tanto de la Subprocuraduría Anticorrupción, como de los jueces de control.

“Nos pareció un exceso y atropello a mis derechos que el juez haya pasado por alto esta suspensión y el que no haya tomando en cuenta que he conducido mi defensa de manera transparente, he dado la cara y que pretendo demostrarle al pueblo de Nuevo León y México que no soy culpable de ningún delito”, dijo el priista, quien reside en la Ciudad de México.

Dijo que esta denuncia es independiente a la que presentará por la filtración de la ficha administrativa del penal que fue dada a los medios, en la que se le ve vestido en uniforme naranja de presidiario, sosteniendo una pizarra entre las manos.

Durante la charla, Medina refirió que se le hizo sospechoso que, en la jornada del miércoles 25 y jueves 26, el juez de control ordenara vincularlo a proceso por los delitos de peculado y daño al erario estatal, cuando en otra audiencia, verificada el 9 de agosto del 2015, otro juzgador había desechado los mismos cargos.

A estos procedimientos se les suma el cargo de ejercicio indebido de funciones, por el que es juzgado.

Al considerar que son manipulados los casos por los que se le juzga en Nuevo León, en la investigación por el desvío de más de 3 mil 600 millones de pesos, para dar apoyos ilegales a la armadora surcoreana KIA, establecida en el estado, Medina de la Cruz reiteró que es víctima de un acoso de carácter político.

Luego de la liberación de Medina, “El Bronco” anunció que combatirán la orden de la justicia federal, para volver a meter a su antecesor en prisión.

Leave a Reply

Your email address will not be published.