Miles de haitianos siguen en Tijuana, en espera de que se resuelva su situación.

Tijuana, México (31 enero 2017).- Debido a las carencias con las que se está atendiendo a la población migrante de Haití y África, así como a los connacionales desplazados, el Comité de Ayuda Humanitaria de Tijuana presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Desde mayo, Tijuana está recibiendo a miles de migrantes haitianos, africanos y algunos brasileños, sin dejar de dar alojamiento a quienes por décadas han recibido las asociaciones civiles: los connacionales mexicanos que buscan ingresar a Estados Unidos o que son deportados.

“La tensa situación se ha convertido en una compleja realidad que afecta a miles de seres humanos que siguen llegando a Tijuana, huyendo de violencia y pobreza de sus lugares de origen; y que a pesar de las buenas intenciones encuentran un caos en esta ciudad fronteriza”, lamentó Soraya Vázquez, vocera del Comité.

“La queja ante la CNDH se basa en la realidad que nos arroja la actividad de todos los días que nos ha permitido tener el pulso de la crisis humanitaria que se vive en Tijuana por la llegada de esta migración extraordinaria”, indicó.

Vázquez subrayó que la actitud omisa del Gobierno federal provoca una serie de violaciones a los derechos de cientos de migrantes que permanecen en iglesias o centros de rehabilitación que se han convertido en albergues emergentes.

De acuerdo con el Comité, la respuesta por parte del Gobierno federal es insuficiente, en particular del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos.

“Han incurrido en responsabilidad por omisión al negarse a reconocer la existencia de una crisis humanitaria y actuar en consecuencia”, indicó Vázquez.
Adriana Reyna, miembro del Comité, destacó que se esperaba que en algún momento el Gobierno diera respuesta y atención.

“Pero pasan los meses y en lugar de mejorar y avanzar, el escenario es cada día peor, es frustrante.

“A la fecha no entregan recursos económicos y alimentos de forma permanente, como resultado no se puede garantizar ni la atención integral ni el respeto a los derechos humanos de esta población, ni se puede asegurar la permanencia de los albergues”, lamentó.

En la actualidad existen 32 albergues en Tijuana, según el Comité; pero existen otros más en Mexicali sin que se tenga un registro exacto por parte de ninguna autoridad.

Las organizaciones que interpusieron la queja son Espacio Migrante, asociación civil; Diversidad Migrante; Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste y Cómplices Comunitarias A.C.

Leave a Reply

Your email address will not be published.