constructoraHermosillo, México (19 octubre 2016).- Al menos dos constructoras que cobraron obras, no las hicieron o las dejaron inconclusas en el sexenio del ex Gobernador Guillermo Padrés Elías no sólo no han sido sancionadas, sino que habrían sido recontratadas por el Gobierno de Sonora para obras municipales, denunció un ex empleado de la Contraloría.

El ex subdirector de Auditoría a Municipios de la Contraloría del Estado, Martín Pérez Reyes, reveló que al auditar a las empresas Murrieta Soluciones SA de CV, de Samuel Murrieta Jr, y Cubik encontró diversas irregularidades y tienen contratos este año.

Refirió que como ingeniero fue contratado por honorarios en la Contraloría estatal para auditar obras en los municipios, entre ellos Sahuaripa, en la sierra de Sonora, donde encontró que una de las empresas irregulares fue de las principales favorecidas del Consejo Estatal de Concertación para la Obra Pública (Cecop), con su titular Francisco Arnaldo Monge Araiza, alias “Pancho Platas”, hoy preso por probables actos de corrupción.

El funcionario aseguró que poco a poco detectó que su jefe directo, Jesús Román Gutiérrez Sánchez, director general de Evaluación y Control de Obra Pública de la Contraloría estatal, les pedía omitir detalles e incluso ordenó quemar expedientes de ex funcionarios.

Entre los casos que documentó, dijo, está el Municipio de Sahuaripa, donde en noviembre de 2015 les ordenaron limitarse a la auditoría de dos obras, pero al llegar encontraron que Murrieta Soluciones SA de CV había dejado 18 obras inconclusas, y ya se la había pagado el 50 por ciento del costo.

“Hacemos el peritaje, nos damos cuenta que las obras estaban tiradas, el gimnasio no llevaba ni el 20 por ciento, en la biblioteca ni siquiera habían empezado”, comentó.

Acusó que en el trienio 2009-2012, el Alcalde de Sahuaripa recibió, pero no ejerció el recurso para la biblioteca y cuando terminó su gestión dejó a un cercano suyo como nuevo Edil, a quien le pidió volver a solicitar dinero a Centro Estatal de Desarrollo Municipal (Cedemun) para concluirla, pero poniéndole “rehabilitación de biblioteca”.

“Casualmente era el mismo contratista, de Samuel Murrieta Jr. Con esas dos obras teníamos para meter a la cárcel a un Alcalde, un tesorero, al constructor, en lugar de eso me corren”, expresó.

“Yo me pregunto cómo es posible que esta persona que en el 2015 dejó 18 obras tiradas en Sahuaripa traiga contratos 2016 en Arizpe, el señor está haciendo una pavimentación de casi 5 millones de pesos, me parece que es recurso de Cedemun”.

El ex funcionario reveló que incluso las autoridades municipales de esa localidad recibieron amenazas de presuntos funcionarios del Centro Estatal de Desarrollo Municipal.

“Una persona de Cedemun vino y los amenazó, que si no retiraban las denuncias contra Murrieta no iban a recibir obra en los tres años”, expuso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.