Hermosillo, Sonora, octubre 8 de 2016.-Julio César Castillo Madrid, pide a las autoridades investigadoras se pongan a trabajar y tomen en serio el caso de su hijo Julio César Castillo Rascón, de 26 años de edad, quien la semana pasada fue privado de la libertad en la colonia Los Jardines.

El angustiado padre comentó, que la noche del pasado viernes, al ir llegando a su domicilio, su hijo y él fueron atacados por varios hombres que los golpearon, mismos que agarraron a su hijo y se lo llevaron, y desde entonces no ha teniendo razón Julio César.

Explicó que el pasado jueves fue a pedir la carpeta de investigación en torno al “levantón” de su hijo, pero la sorpresa que se llevó es que la carpeta esta en blanco, solo con los generales de él y de Julio César.

“La carpeta es una vergüenza, es una total burla a mi hijo y a mí porque no tenía nada, sólo tenía los generales de los dos y nada más, en una semana sólo tienen nuestros nombres en la carpeta.”, dijo Castillo Madrid con la voz entre cortada.

Aseguró que en la Agencia del Ministerio Público del Sector Seis, el agente Milton Ortiz, quien supuestamente se encuentra a cargo de la indagatoria, se burló de él al cuestionarlo sobre el porqué no ha hecho nada para encontrar a su hijo y le dijo hazle como quieras, ve con quien quieras para encontrar a tu hijo.

“Yo no quiero pensar que está buena la cantidad de dinero que están recibiendo para no hacer nada en la procuraduría estatal, aseveró Castillo Madrid.

Indicó que el día de la agresión, uno de los atacantes dejó tirada una gorra con insignias de la Policía Municipal, y que elementos de la misma corporación tardaron una hora en llegar a atender el reporte.

Puntualizó que la Policía Municipal tardó una hora en llegar a atender el reporte, y que cuando llegaron le quitaron la gorra y se fueron, y no lo auxiliaron para ir a un hospital a recibir atención médica.

“Si ellos no hacen nada, lo voy hacer yo, yo voy a dar con mi hijo, prefiero que digan lo mataron por buscar a su hijo a que digan ahí va el cobarde que no hizo nada por su hijo, si yo tengo un gran dolor mi esposa esta deshecha, le prometí que le llevaría a nuestro único hijo, y se lo voy a cumplir”.

Aseveró estar seguro de que ese “levantón” fue una equivocación, y que confundieron a su hijo con otra persona.

“Mi hijo es un simple empleado de un Call Center, estoy seguro de lo que digo, invito a cualquiera que quiera investigar a Julio César, nadie encontrara un mal comentario en contra de él”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.